Newell's
Miércoles 15 de Marzo de 2017

"Ser autocrítico me hace crecer", se confesó Diego Osella, el DT leproso

Sostuvo que Defensa y Justicia no ganó "por el ritmo, fue sólo por una pelota parada". Y además dejó en claro que "si uno tiene la ambición de ir

El debut en el año de Newell's en el reinicio del torneo fue torcido. No el esperado por Diego Osella, quien preparó al equipo a lo largo de casi tres meses con la misión de conservar el andar con el que se despidió de 2016. El resultado, derrota con Defensa y Justicia, no fue el único problema en cuestión si no la falta de reacción que mostró el conjunto. No fue buena la puesta en escena y esa fue precisamente la lectura que hizo el entrenador en un mundo donde las excusas o la mirada "diferente" están a la orden del día. "Ser autocrítico es lo que me hace crecer", reconoció el DT en diálogo con Ovación después de que pasara un puñado de días del juego y con un análisis "extra large" de lo que dejó un juego olvidable. Y sobre las aspiraciones leprosos para el certamen destacó: "Si uno tiene la ambición de ir por más, cuando se pidió un nueve se debería haber traído uno. Porque si no juega Nacho Scocco está el relevo. Si tenés un lateral como Advíncula, quien cuando lo pusimos bien se va, se complica. Cuando nos acomodamos se fue. El que tiene ambiciones sostiene eso y lo jerarquiza".

"No nos ganaron por el ritmo, fue sólo por una pelota parada", insistió un entrenador temperamental, meticuloso y que repasó una y otra vez el partido disputado en Florencio Varela con el fin de dilucidar cada una de las fallas cometidas frente el Halcón.

"Lo que se puede rescatar de este partido fueron 25 minutos del primer tiempo. Tuvimos tres o cuatro chances, presionamos alto y dejamos de sufrir en nuestro arco. Después del gol la sensación fue que el encuentro nos quedó largo. No hubo más posibilidades de levantar. Esa es la realidad", insistió el técnico en la lectura hecha después del paso de varias horas y que coincide con la realizada el mismo sábado en Florencio Varela.

En la búsqueda de algunos justificativos para encontrar una respuesta al juego que no mostró en el arranque figura la cuestión de la cantidad de amistosos disputados entre uno y otro equipo durante el largo y tedioso parate. ¿Tiene que ver en algo esto? Para Osella eso no incidió y por eso se preguntó: "¿Por qué empató River? ¿Por qué perdió Lanús, que jugó con un equipo alternativo después de 80 días sin fútbol? Si se quieren buscar excusas las encontramos en cualquier lado. Hay algunos que jugaron muchos amistosos y no ganaron. Echarle la culpa a que se disputaron uno o dos cotejos más sería esconder la realidad de por qué fuimos derrotados. Perdimos porque tuvimos desatenciones que nos llevaron a la caída. Si no cometiéramos errores de pelota parada el encuentro conducía a ser parecido al del primer tiempo. Insisto, echarle la culpa a los amistosos no es atinado. No lo relaciono con eso, para nada".

La palabra clave que mencionó Osella para graficar el por qué del traspié es "concentración", que "es lo que nos faltó. El gol llegó porque no tuvimos eso desde que el rival pone la pelota. Hay detalles importantes que no hicimos y la pagamos caro. No me vengan por el ritmo, porque no nos ganaron por eso, si no por una pelota parada. Hay que revisar el partido y observar las situaciones que tuvo uno y otro equipo. El análisis final es playo y se hace en base al resultado. Vi el partido varias veces y los últimos 30' nos sobraron porque no tuvimos capacidad para buscarlo. No fue el ritmo de Defensa y Justicia. Acertó en esa jugada y punto".

Durante la pretemporada, en la que hubo paros tanto de jugadores como de empleados por falta de pago, dijiste que eso en algún momento iba a incidir.

Es lo que dije. No es abrir el paraguas ni nada por el estilo. Lo mencioné y lo sostengo. De la misma manera también confieso ahora que no perdimos por eso, si no por estar desatentos en una pelota parada. El rival estuvo más atento y nada más. No vi una superioridad táctica o física sobre nosotros. Si lo hubiera observado soy el primero en decirlo. No tuvimos situaciones de riesgo, salvo a los 39' del segundo tiempo. Lo que metió el rival fueron siete remates de media distancia.

El resultado, siempre, puede modificar críticas más allá del juego y tapar también ciertos conflictos que pueda transitar una entidad.

Es así. El equipo estaba segundo y ahora tercero. Igual, está todo bien y uno acepta las críticas porque en el fútbol esto es lo que sucede y es lo normal. Hay que saber asumirlas así como uno lo hace cuando hay elogios.

Un aspecto para resaltar es el análisis objetivo de los partidos, algo que no todos hacen porque es normal que se busquen excusas.

Es lo que me hace crecer. Si digo que el encuentro lo perdimos por una injusticia no estaría diciendo la verdad. El rival justificó la victoria. Hay que ser muy autocrítico con la situación. A mí me gustaría coincidir con el análisis que hacen todos cuando se gana y se juega bien, pero cuando no es así hay que decirlo. El último partido lo jugamos hace 80 días y hoy no estamos como tiempo atrás. Hay que encontrar eso para poder seguir en el lote de arriba y si no lo conseguimos estaremos en problemas como cualquier equipo. Es difícil, nada es sencillo.

El mensaje inicial fue sumar para el promedio, pero hoy la gente piensa en algo más que eso por la posición en la tabla de posiciones.

Si uno tiene la ambición de ir por más, cuando se pidió un nueve se debería haber traído uno. Porque si no juega Nacho Scocco está el relevo. Si tenés un lateral como Advíncula, quien cuando lo pusimos bien se va, se complica. Cuando nos acomodamos se fue. El que tiene ambiciones sostiene eso y lo jerarquiza.

¿Creés que el torneo será raro e irregular?

Seguro. A nadie le sobra nada, estamos todos en el mismo lugar. No veo uno que marque la diferencia. Se peleará hasta el final y se lo quedará el más inteligente y constante.

¿Qué pensás que va a pasar a futuro?

No tengo dudas de que vamos a levantar, no tengo dudas de eso. Confío mucho en el plantel. Perdimos un partido y estamos en el puesto tres. ¿Qué queda entonces para el que está más abajo? Hubo equipos que gastaron mucho dinero. Hay que ser objetivo para seguir creciendo. Newell's me hizo crecer. A veces se toma todo de manera visceral, pero hay que poner siempre el caballo delante del carro. No al revés.

Comentarios