Ovación
Lunes 27 de Marzo de 2017

Sebastian Vettel rompió en Australia la monotonía de la Fórmula Uno

Al fin la Fórmula 1 cambió de color. Del plateado de Mercedes al rojo de Ferrari. Una carrera ganada además en buena ley por Sebastian Vettel, que no vencía desde Singapur 2015.

Al fin la Fórmula 1 cambió de color. Del plateado de Mercedes al rojo de Ferrari. Una carrera ganada además en buena ley por Sebastian Vettel, que no vencía desde Singapur 2015. Nada del otro mundo tampoco, sólo aprovechando la mejor estrategia en boxes para un comienzo de temporada en el Albert Park de Melbourne que mostró esa mayor paridad como principal condimento. Alcanza para empezar a ver algo distinto.

Hamilton defendió bien su lugar de privilegio en la largada pero Vettel se le pegó al alerón trasero todo el tiempo, obligando al inglés a un desgaste mayor de neumático. Tanto, que entró a cambiarlos por única vez en el giro 20 y recién 5 después paró el alemán.

Por entonces Vettel se vio beneficiado porque Hamilton salió del box justo detrás de Max Verstappen que le hizo de tapón, lo que le permitió al de Ferrari quedar primero luego de cambiar sus gomas. Desde ahí no hubo nada más que hablar, por lo que al menos se avizora que habrá duelo de marcas este año. La carrrea no fue buena, no hubo sorpassos y en ese sentido todo siguió igual.

Comentarios