Diego Schwartzman
Martes 05 de Septiembre de 2017

Se terminó el sueño de Schwartzman en Nueva York tras caer con el español Carreño

El tenista, que tuvo la mejor actuación de su carrera en un Grand Slam, pero que hoy estuvo por debajo de sus posibilidades, cayó en sets corridos ante el español por 6-4, 6-4 y 6-2.

El sueño del tenista porteño Diego Schwartzman en New York llegó hoy a su fin al perder en los cuartos de final del Abierto de Estados Unidos frente al español Pablo Carreño en sets corridos por 6-4, 6-4 y 6-2.
Schwartzman, 33 en el ranking mundial, jugó por debajo de su mejor versión en los momentos decisivos del partido y cayó con Carreño (19) tras casi dos horas de juego.
El porteño, que tuvo la mejor actuación de su carrera en un Grand Slam, se enfocará ahora en la serie repechaje de Copa Davis en la que será el primer singlista argentino en la visita a Kazajistán, desde el 15 al 17 de este mes.
La victoria frente al croara Marin Cilic en tercera ronda y la gran actuación frente al francés Lucas Pouille en octavos le permitió al porteño ilusionarse con avanzar a semifinales, pero el desgaste físico pareció quitarle intensidad y su juego no fue tan agresivo y regular como en sus anteriores presentaciones.
Batalló Schwartzman y tuvo muchas chances para emparejar el partido, pero no pudo aprovecharlas y Carreño logró inclinar la balanza a su favor.
Después de haber perdido el primer set y de estar rápidamente quiebre abajo en el segundo, Schwartzman se recuperó, rompió el saque del ibérico y pudo torcer el rumbo del partido al contar con tres puntos de quiebre en el octavo game. Si lo conseguía, sacaba 5-3 para empatar el juego, pero el español salvó su juego de saque, quebró de inmediato y después cerró el parcial a su favor.
En el tercero el español quebró nuevamente en el primer game y ese fue un golpe del que el argentino no pudo recuperarse.
Fue una gran semana la de Schwartzman, acaso la mejor de su carrera por la importancia del torneo.
Le quedará al argentino el sabor amargo de saber que si lograba jugar como en la primera semana tenía argumentos para ilusionarse con llegar a la final. Es que de ese lado del cuadro estaban el local Sam Querrey y el sudafricano Kevin Anderson, dos jugadores a los que bien podía superar.
El único argentino que sigue en competencia es el tandilense Juan Martín Del Potro, quien mañana necesitará otra noche épica para ilusionarse con ganarle al suizo Roger Federer.
El Abierto de Estados Unidos, el último Grand Slam del año, se juega sobre una superficie de cemento y reparte más de 50 millones de dólares en premios.

Comentarios