Newell's
Jueves 22 de Diciembre de 2016

Scocco, el 9 goleador con el que Newell's edificó su gran campaña

Newell's edificó su campaña con el retorno de Scocco al mejor nivel. Hizo 7 goles, faltando aún en 3 partidos, y es el artillero del escolta

Difícil que existan buenas campañas de equipos si sus artilleros no están encendidos. No se recuerdan muchos campeones en los que sus 9 no se hayan lucido. Y más allá de que a Maximiliano Rodríguez se lo apunte en este semestre del campeonato como el de los goles importantes, sin dudas que otro punto distintivo de esta campaña del conjunto de Diego Osella fue la gran recuperación de Ignacio Scocco. Desde su brillante desempeño en el Newell's ganador del Tata Martino que Nacho no había vuelto a rayar en gran nivel. Y aunque tal vez le falta un poco para emular a aquél, en estas 14 fechas demostró que está en ese camino. Este segundo puesto rojinegro se explica en parte por su rendimiento.
Como un símbolo de lo dicho, Scocco abrió y cerró el semestre con dos perlas. La primera fue el gol a los 85 minutos en cancha de Quilmes, el 28 de agosto, cuando al fin se inició el campeonato luego de infinitos vaivenes. Newell's no jugaba bien y el partido pintaba para el 0-0, hasta que inventó solito una gran apilada sobre la izquierda que terminó en falta a él dentro del área y la ejecución del penal al gol. La última fue la del domingo en el Coloso, cuando ingresó decidido por derecha, enganchó y amagó con dar el pase atrás para, de cachetada y por arriba, burlar al arquero y al defensor para estampar el 6 a 1 sobre San Martín de San Juan.
Dos mojones bien determinados que hicieron de Scocco un jugador realmente importante en este Newell's de Osella que, luego de establecer un gran invicto y de ganar varios partidos casi sin lucirse, empezó a crecer, a sentir confianza y hasta a ir por más en el juego, lo que le costó más de un tropezón (Racing y Banfield) pero con la sensación de un equipo que se fue solidificando, al punto de hacer que los 28 puntos (2 por partido) no fueran casualidad. Como tampoco que Nacho se haya colgado el rótulo de goleador leproso. Y eso que debió faltar en 3 partidos enteros (Gimnasia, Central, Racing) y casi uno más en el medio (San Lorenzo) por esa caída tonta en el final del partido con Temperley, cuando también casi estuvo a punto de quebrar al final el 0-0, como sucedió en Quilmes.
En el repaso de sus conquistas, además de aquella de la fecha inicial, Scocco apareció en esos encuentros que se destraban con goles. Como pasó en Junín en la 3ª fecha frente a Sarmiento, cuando de un tiro libre de mitad de cancha de Nehuén Paz, la dominó bárbaro con derecha para, en el mismo movimiento, sacarse la marca y definir abajo al final de un primer tiempo anodino. Entonces era el 1-0 que no se pudo mantener pero sirvió para sumar otro punto. A la fecha siguiente, estuvo donde deben estar los goleadores para recibir cómodos y concretar. Fue en el Coloso ante Atlético Tucumán. Primero definiendo una corajeada de Quignon y una buena asistencia de Maxi (20') y luego, tras un córner de Formica y un cabezazo también de Quignon, ganándole en el salto a Lucchetti y empalmándola (57') cuando la pelota caía para convertir el tercero del 3-1 final.
Lo dicho, a la fecha siguiente jugó y llegaron las secuelas de esa caída inoportuna que repercutieron en su cintura, para volver en la 10ª jornada frente a River. Ahí se hizo cargo del penal al inicio del complemento (52') y con un remate al medio, abajo, le dio la victoria a Newell's. Luego Osella lo sustituyó y recibió los merecidos aplausos.
Su último acto fue el domingo. Y más allá de que cerró la inolvidable goleada sobre los sanjuaninos, donde hay que agregarle el tercer gol, cuando la picó ante el arquero, la pelota dio en el palo y el ex leproso Pablo Aguilar se la llevó puesta hasta el fondo del arco cuando el balón ya había traspuesto la línea de sentencia.
Con 7 gritos entonces, Scocco se convirtió en el goleador de este gran semestre leproso (Sebastián Driussi, de River, es el artillero del campeonato con 10), en el que Maxi Rodríguez y Mauro Formica, los otros talentos en que se basa esta campaña, lo secundaron con 4 gritos cada uno.
Se fue luego de los grandes momentos de Martino y nunca como ahora se lo vio tan bien. Nacho es una de las razones más importantes de este presente como lo fue aquella vez. Con sus goles Newell's se atrevió de nuevo a soñar. Y cerró un auspicioso 2016.

Comentarios