Ovación
Sábado 15 de Abril de 2017

¿Sampaoli convocará a Icardi?

La pregunta invita a la reiteración de escribir sobre un tema que cansa hasta el paroxismo.

La pregunta invita a la reiteración de escribir sobre un tema que cansa hasta el paroxismo. Quien opina en esta columna ya sentó postura por más que Mauro Icardi se convierta en el máximo goleador de la historia del fútbol argentino. Es obvio que esto no ocurrirá porque tampoco es que con el delantero de Inter se termina el mundo ni nada que se le parezca. Se retoma la cuestión sólo por la viralización de la foto de Maxi López junto a Messi y Mascherano e Iniesta, quien participó de la instantánea por su relación con el actual atacante de Torino. El impacto mediático que provocó el posteo también empezó a tender puentes con mensajes subliminales ante la inminente llegada de Jorge Sampaoli al banco de la selección nacional. Que si esa foto fue para marcarle la cancha al nuevo proceso que encabezará el casildense o para seguir engordando la sarta de estupideces pronunciadas en torno a un asunto que tiene realmente sin cuidado a Sampaoli. Por estas horas las neuronas del Zurdo están funcionando a pleno en darle a Sevilla todas las herramientas para hacerlo más un equipo de autor.

De la selección se ocupará a su debido tiempo y en esa dirección se impone decir que Sampaoli observa como un detalle insignificante para el éxito de su gestión la presencia o no de Icardi. No desconoce que el rosarino se cansa de romper redes en Italia. También alguna vez se lo escuchó deslizar elogios por alguna jugada puntual o una definición de Mauro. Aunque, para él, los delanteros que le arrancan una sonrisa son Alario y Driussi. En realidad, la sociedad que forman en River es lo que seduce al Zurdo. También le gustan Higuaín, Agüero y ni hablar Paulo Dybala, jugador seguro entre los once que imagina.

Pero lo único que realmente le quitará el sueño el día en que esté sentado en el banco es que Lionel Messi se sienta feliz como nunca estuvo en la selección: "Leo es tan grande que no se le puede mejorar nada. El técnico debe saber darle a Messi todo para que encuentre su mejor estado de ánimo. Cuando Leo está feliz se nota y es improbable que el equipo pierda", le contó a Ovación hace años.

Eso sí, nunca se prestaría para encarar la situación de Icardi como lo hizo Edgardo Bauza. Esa pantomima para quedar bien con los adláteres de Icardi no le va. Tampoco se escudará en la falta de entrenamientos. Porque Sampaoli buscará promover una revolución futbolística no en nombres, sino en funcionamiento colectivo. En lograr que las piezas se retroalimenten todo el tiempo y calcen como un guante en el esquema. Por eso la citación de Icardi es decorado. No quebrará ninguna lanza por el delantero de Inter y mucho menos condicionará sus convocatorias a lo extradeportivo. El gran desafío del Zurdo pasará por hacer mejor futbolista a Messi y si Icardi no ayuda en lo futbolístico para el ensamble, no será tenido en cuenta. Llámese quien se llame, la madre de todas las batallas que librará Sampa debe tener a Leo como el primer soldado. Piensa que con el 10 será hasta la victoria siempre.

Comentarios