Ovación
Domingo 10 de Septiembre de 2017

Rugby: Jockey y Duendes ganaron y se enfrentarán en una nueva final del Regional

El verdiblanco superó a Gimnasia y Esgrima por un agónico 26-25; mientras verdinegro venció a Estudiantes por 30-17 en tiempo suplementario.

Como si fuera una canción repetida, Duendes y Jockey Club volverán a jugar una final del Regional del Litoral, aunque esta vez para llegar al partido decisivo debieron transpirar más de la cuenta. En una doble jornada disputada ayer en la cancha de Duendes con un importante marco de público, Jockey Club consiguió el primer boleto a la final tras superar a Gimnasia y Esgrima por un agónico 26-25; mientras que el dueño de casa logró el restante tras vencer a Estudiantes por 30-17 en tiempo suplementario ya que el reglamentario había terminado empatado en 17. Ambos cotejos fueron de marcadores abiertos y se definieron en el final, lo que dejó claro la paridad de los cuatro conjuntos.

En el primer partido Jockey y Gimnasia jugaron un primer tiempo chato, aburrido, plagado de imprecisiones y mostraron lo mejor en el complemento, cuando la clasificación fue cambiando de manos minuto a minuto de acuerdo al resultado. El conjunto mens sana pudo tranquilamente haberse quedado con la victoria, pero las indisciplinas y los reiterados errores infantiles cometidos en los momentos más calientes las privaron de ella. Jockey sintió mucho la ausencia de Alberto Di Bernardo en cuanto al juego que realiza, no así a la hora de sumar con el pie ya que Juan Albertengo cumplió y con creces esa función. De hecho fue una pieza fundamental en el triunfo verdiblanco, que será local en el partido decisivo.

En el segundo encuentro, Duendes mostró su versión más deslucida del año y con algunos chispazos le alcanzó para cantar victoria. Jugó un partido muy malo, lució impreciso, desconexo, disperso, inconcientemente pensando quizás más en lo que venía que en el partido que estaba jugando. Perdió una gran cantidad de pelotas en el contacto y cometió muchísimos penales pero tuvo la fortuna que González Leites no estaba en su día y desperdició muchos envíos aun desde posiciones factibles.

El verdinegro casi no tuvo la pelota y sin ella no generó juego. Además falló en la toma de decisiones y le cedió el protagonismo a un Estudiantes que se fue animando de a poco y en el cierre, con un penal de Zabalegui estampó el empate en 17 que de alguna manera premió el esfuerzo del conjunto paranaense y obligó a jugar dos tiempos suplementarios.

Tras ochenta minutos desgastantes, Estudiantes se quedó sin fuerzas ni ideas y posibilitó que Duendes sacara la diferencia que lo depositó una vez más en la definición del torneo. Comparativamente el verdinegro hizo mucho más en el alargue que en todo el partido. Fueron veinte minutos en los que el local pudo prevalecer, apelando a su mejor preparación física.

Sin sobrarle nada, Duendes clasificó y ahora defenderá la corona nada menos que ante Jockey, en una final en la que si juega igual que ayer puede quedarse con las manos vacías.

Comentarios