Ovación
Sábado 20 de Mayo de 2017

Rosario se ubica otra vez en el centro de todos los halagos a nivel mundial

El periodista suizo Laurent Favre hizo una nota sobre las figuras destacadas del fútbol de esta ciudad, un retrato más halagador que el que podría escribir cualquier rosarino.

¿Por qué a un periodista deportivo suizo le interesaría escribir sobre Rosario? "Porque hace rato vengo notando el impacto que la ciudad tiene sobre el fútbol mundial". Quien lo dice en diálogo con Ovación es el propio periodista Laurent Favre, jefe de la sección deportiva de "Le Temps", uno de los principales diarios de Suiza. El 10 de mayo pasado, bajo el título "Rosario, centro del mundo", Favre publicó una nota muy halagüeña que se viralizó en las redes. Allí hizo un listado no cronológico de las estrellas del fútbol local que para él son el argumento de su aseveración. "Messi, Di María, Mascherano, Batistuta, Valdano, Kempes, Bielsa, Sampaoli, Pochettino y Menotti", apuntó en un subtítulo y agregó en una riesgosa caracterización interprovincial que "en términos de cantidad, calidad e influencia, el impacto de la tercera ciudad más grande de Argentina en el mundo del fútbol es enorme".

   La nota puede leerse por Internet con ayuda de un traductor electrónico en caso de no pescar nada de francés. "La ciudad argentina de Rosario es al fútbol lo que la Estación de Perpiñán era a Salvador Dalí, un éxtasis cosmogónico...", expresó grandilocuentemente Favre al inicio de la nota y se refirió así a la obra que representa toda la autobiografía del artista catalán en un cuadro.

   "Sin ofender a Madrid, Londres, Zurich y hasta Buenos Aires, el centro de gravedad del mundo del fútbol se encuentra en Rosario, provincia de Santa Fe, el corazón de la pampa húmeda, la tercera ciudad más grande de Argentina". Y lo escribió como si conociera estos lares, aunque confesó que "no". Le dijo a este diario que vino muchas veces a la Argentina, de donde es oriunda su mujer. "Nunca fui a Rosario, si bien allí mi mujer tiene primos, eso sí no sé si son leprosos o canallas", comentó.

   Pero bueno, para decir que Messi es el mejor jugador del mundo y es rosarino no hace falta viajar más de 11 mil kilómetros desde Ginebra a Rosario. Y sin cruzar el charco dijo más: que "el mejor entrenador del mundo, Marcelo Bielsa", es de Rosario, y que los técnicos más codiciados del momento, Jorge Sampaoli, Mauricio Pochettino y Eduardo Berizzo, "han pasado por Newell's Old Boys, uno de los dos clubes" de la ciudad.

   "Empecé a analizar el impacto de Rosario a partir de Bielsa y allí me di cuenta de que aparecían otros futbolistas argentinos importantes y me enteré de los clásicos. Digamé, ¿el suizo (Dylan) Gissi sigue jugando en Central, no?", preguntó.

   En la nota no sólo se refirió al Loco Bielsa, sino también a Gerardo Martino, Jorge Sampaoli y César Luis Menotti, los cuatro técnicos rosarinos que dirigieron y estarán al frente de la selección albiceleste. Aunque a Menotti lo resaltó como el creador de "un pensamiento filosófico y táctico" del que luego se nutriría otro futbolista local, Jorge Valdano.

   "Por supuesto que otros países y otras ciudades han lanzado gran cantidad de jugadores y entrenadores. Pero en pocos se centran personalidades más sobresalientes como en este lugar donde nació el Che (partidario de Central) y jugaron Mario Kempes (el goleador del Mundial 78), Gabriel Batistuta (figura de los 90) y Javier Mascherano (el Jefecito)", sostuvo Favre.

Ser de Rosario

En su afán de hablar de esta ciudad a través del fútbol, el periodista suizo citó una frase de Valdano en la que el ex delantero de Newell's dijo que "ser de Rosario es una manera exagerada de ser argentino" y contó otras curiosidades de la ciudad, de las pintorescas y las vergonzantes. Como que acá se fundó la Iglesia Maradoniana (que hace culto a Diego Maradona) o que un grupo de patoteros le escribieron la leyenda "el clásico o balas" en la pared de la casa de la abuela de Maxi Rodríguez.

   También retrató cómo se viven los clásicos rosarinos. Y lo hizo a través de la observación sobre terreno del ex corresponsal en Argentina de L'Equipe y France Football, Florent Torchut, quien dijo: "Cuando se pasea en Rosario, el fútbol es omnipresente. En las paredes, postes, balcones, en los barrios y en el centro están los colores de la «guerra»".

   Para cerrar el retrato de la ciudad, dijo: "Cuando los jugadores jóvenes son capturados por Central y Newell's, como fueron los casos de Messi y Di María, pueden conquistar el mundo". Favre, casi más de acá que cualquier rosarino. ¿Chauvinismo? No.

Comentarios