Ovación
Martes 21 de Marzo de 2017

Rosario, cerca

Dos hechos más que significativos hacen que Carla Rebecchi haya tenido en su carrera una ligazón especial con Rosario.

Dos hechos más que significativos hacen que Carla Rebecchi haya tenido en su carrera una ligazón especial con Rosario. La Cuna de la Bandera fue el lugar en el cual debutó con Las Leonas, en el Champions Trophy 2004 que se disputó en el Jockey Club. Y en el 2010 tocó el cielo con las manos en el Mundialista al levantar la Copa del Mundo tras ganarle a Holanda una final tremenda que se definió por 3 a 1 con dos goles suyos. En el 2012 volvió y fue campeona, en el mismo escenario, pero de un Champions Trophy.

"Tengo los mejores recuerdos de Rosario, fuimos muchas veces. Pero en el 2004, jugar mi primer Champions ahí fue increíble, creo que entré cinco minutos en todo el torneo pero estaba feliz, jugando con todas las históricas", repasa Carla.

Y va al momento cumbre: "Del 2010 me acuerdo todo, lo que se sintió en el ambiente fue único. Nos preparamos mucho, llegamos muy bien y nunca imaginé marcar dos goles en esa final. Cuando salimos campeonas no podía entender toda la gente que había en las calles, en el Monumento. Fue algo soñado".

Comentarios