Central
Lunes 25 de Septiembre de 2017

Rosario Central mostró una zaga repleta de desconciertos

Leguizamón jugó su peor partido en Central, justo el día del debut de Tobio y de la defensa que pensaba Montero.

Central recibió cuatro goles y, lógicamente, la última línea fue la más apuntada. Sobre todo la zaga central y, dentro de ella, claramente José Leguizamón quedó como el mayor responsable. El paraguayo que le dio al equipo auriazul la clasificación a los octavos de final, con el grito del triunfo ante Deportivo Riestra, estuvo en todas las fotos de los festejos de Banfield, mientras que el esperado debut de Fernando Tobio quedó envuelto en el duro golpe de la goleada recibida, aunque su tarea no ofreció las grietas de su compañero. Justo cuando Paolo Montero probó su nueva defensa le fue como el demonio.
Tobio fue el último en incorporarse a Central después de que Montero pidiera a gritos un zaguero zurdo (es derecho) y cuando creyó que estaba para jugar lo mandó a la cancha. Fue ayer y peor no le pudo ir a Central. Hasta entonces, el técnico se las había arreglado bien con Leguizamón y la improvisación de Mauricio Martínez, pero cuando cambió el equipo pagó, claro que con el paraguayo de protagonista.
Primero Cvitanich lo eludió fácil con un amague para definir mano a mano con el Ruso Rodríguez. Luego también compró el buen amague de Bertolo dentro del área y, aunque no llegó a hacer caer al jugador de Banfield, lo cierto es que hizo el movimiento que Vigliano vio como falta.
En el tercer gol del Taladro, le ganó en la corrida sobre la izquierda a Cvitanich pero el goleador con un breve pechazo lo desarticuló, se llevó el balón ante sus narices y le cedió el gol a Mouche. En el cuarto, con el equipo partido, otra vez la figura del Taladro le pasó la pelota por arriba suyo en campo propio para asistir a Mouche, quien luego le dio un pase bárbaro de gol a Sperduti.
Leguizamón y Martínez habían cumplido en general en las primeras tres fechas y en el partido de Copa Argentina, pero justo en el debut de lo que se supone es la dupla de zagueros titular, el paraguayo defeccionó.
Tobio en cambio ganó varias veces de cabeza, inclusive en un tiro libre ofensivo de Gil que bajó bien al medio y no fue desbordado en el mano a mano. Pero tampoco tapó pelotas o pases de gol y al sufrir Central semejante goleada no pudo zafar de una actuación descolorida. ¿Confirmará esta dupla Montero para Boca? ¿Habrá una nueva? Se verá.

Comentarios