Ovación
Domingo 07 de Mayo de 2017

Qué semana, papá

Messi la rompió ante Villarreal, picó un penal, rompe barreras y sueña con el título. El perdón de la Fifa le cayó bárbaro

Los dos coinciden. Sus dos hijos salen a la cancha ataviados con la camiseta blaugrana y posan con ellos. Una imagen tierna, feliz, de Luis Suárez y Lionel Messi, antes de que la pelota empiece a rodar en el Camp Nou por la antepenúltima fecha, ante el duro Villarreal que aún aspira a soplarle a Jorge Sampaoli el lugar del repechaje para la Champions League del año siguiente. Las sonrisas de los papás famosos a quienes se les cae la baba es la misma, pero tienen connotaciones diferentes si se miran a través del cristal del impacto reciente que dio la Fifa. El uruguayo y el argentino comparten el equipo más poderoso (o uno de ellos) del mundo y el 31 de agosto estarán frente a frente en el estadio Centenario de Montevideo gracias a un fallo de mínima sorpresivo, que enojó a todos los orientales (y chilenos) y una sonrisa cómplice en todos los argentinos. Al que el rosarino reaccionó bárbaro, con una alegría de oreja a oreja en esa postal familiar, y con dos goles para el 4 a 1 final, uno de ellos picando un penal. Uno más, además, que el Pistolero. Y de Neymar, que completaron el score.

El jueves el abogado español Juan de Dios Crespo, junto a sus colegas de la AFA, elevaron su bien planeada estratagema legal, no para negar un insulto obvio (sobre el asistente brasileño, en el 1-0 sobre Chile) sino para cuestionar que la Fifa haya actuado de oficio en ese caso. Y el argumento usado, de que esa posibilidad sólo valía si la víctima de la agresión verbal no se hubiera dado cuenta, dio tantos frutos que no hubo que festejar que le redujeran la sanción sino que se la anularan por completo. Inclusive, la suspensión que sí cumplió Messi ante Bolivia.

Eso fue el jueves. Se dijo que la semana próxima la Comisión de Apelaciones de la Fifa emitiría su veredicto, pero en menos de 24 horas le dio a Messi, a la AFA, a las esperanzas de la selección argentina un espaldarazo impresionante. Y el rosarino, que prefirió no participar de la defensa legal, que aún no emitió opinión (en teoría, mantiene su silencio mediático en cuestiones de selección), dejó bien en claro cómo le sentó el fallo, marcando dos goles que se agregan a sus hazañas futbolísticos (ver números).

El primero sirvió para desnivelar el 1-1, con un remate de afuera del área y con ayuda casi imperceptible de un rebote. Y el otro para cerrar la goleada, luego del gol de Suárez. Penal, tranco corto y pique al medio del arco. Una sutileza que mostró también su muy buen estado de ánimo.

El día después del indulto Messi lo disfrutó a full, mientras las quejas se siguieron escuchando. Habrá que ver si Luis Suárez, el hombre mordisco, le dijo algo en la intimidad, pero los colegas futbolistas uruguayos por ahora se mantuvieron en silencio. Quizás porque falta mucho para la reanudación de las eliminatorias. En cambio, los chilenos sí se expresaron. Aunque no tengan que enfrentar a Argentina, son uno de los rivales directos hacia Rusia en estas 4 fechas que restan y no les gustó nada la rectificación. El mismo viernes Mauricio Pinilla había publicado en su tuit: "Valdivia 3 partidos, Medel 4 partidos..." en referencia a las sanciones que recibieron por insultos a un juez. Y el que siguió en esa dirección fue nada menos que el Messi chileno, Arturo Vidal, quien señaló que "bien para Argentina y para su fútbol. Siempre es lindo ver jugar a Messi por su selección porque siempre lo da todo, así que bien por él. Pero ojalá que las reglas fueran iguales para todos". El nuevo fallo abrió una grieta. Messi lo recibió en HD y todo terminó bárbaro para él. Qué semana, papá.

Una definición para alquilar balcones

En dos semanas se sabrá cuál es el campeón y, como de costumbre, Barcelona y Real Madrid son candidatos excluyentes. Ambos son líderes, pero los merengues deben jugar un partido más, ante Celta de Vigo, el de la 21ª jornada suspendido porque estaban jugando el Mundial de Clubes. Real Madrid, que goleó 4-0 al descendido Granada, no la tendrá fácil. La próxima semana recibirá al Sevilla de Sampaoli, 4º y con lugar en el repechaje de la Champions, y en la siguiente (20/21 de mayo) visitará al duro Málaga. En el medio, el miércoles 17 jugará en Vigo ante el complicado Celta de Berizzo. O sea, dos DT argentinos que pueden ayudar a Messi. Y uno lo dirigirá en la selección. El team de Ronaldo jugará además este miércoles la revancha de la semi de la Champions ante Atlético de Madrid. Barcelona visitará a Las Palmas (cayó 1-0 con Gijón) y recibirá a Eibar (cayó 1-0 con el 3º, Atlético de Madrid).

Comentarios