Central
Domingo 25 de Junio de 2017

Presente imperfecto y meta no alcanzada para Central

Después de días agitados por la partida de Pinola, Central se despidió de un torneo donde no logró el objetivo copero

La combinación de números cuando Central llegó a esta ciudad decía que aún se podía soñar con la Sudamericana de manera directa. Pero la experiencia de estos casos y la realidad de un plantel que quedó a último momento prendido con alfileres indicaba a la vez que era casi imposible. Y así terminó siendo. El tempranero triunfo de Defensa y Justicia ante Gimnasia sentenció la serie. Fue así que el equipo entró a jugarle a San Martín mentalmente desgastado. Moralmente abatido. Internamente desilusionado por algunas actitudes por parte de sus ahora ex compañeros. Llegaron fuera de eje todos. No obstante, el 1 a 1 no fue mal negocio si lo mira desde lo deportivo. Sobre todo a la hora de echarle un vistazo a la libreta de final de temporada, donde los de Arroyito fueron de menor a mayor y trazaron un horizonte esperanzador de mano de Montero.

   Llegar como llegó el auriazul a esta cita suponía un cierre de campaña abierto. Porque podía poner la mejilla tranquilamente a manos de un San Martín que no tenía más pero estaba moralmente íntegro. Todo lo contrario al rival, que terminó poniendo en escena un puñado de piberío made in inferiores (ver aparte).

   Montero ya sabía que para buscar la heroica no podía contar con la columna vertebral del equipo. Porque Javier Pinola se fue de un día al otro del club. Damián Musto decidió bajarse del avión para cuidar su capital humano debido a que en breve se pondrá bajo el ala del Chacho Coudet en Xolos de Tijuana. Y Teo Gutiérrez fue expulsado justo antes de cumplir su último compromiso con el canalla.

   Sin dudas, tres bajas de peso. Sin contar además que Colman tampoco pudo actuar por estar suspendido. De yapa, a último momento Bordagaray se enfermó y se quedó en el hotel. Ofreció ventajas. Casi impensadas hasta hace una semana atrás. Casualmente se quedó además sin tres titulares importantes que ahora seguirán su vida en otros conjuntos.

   La historia indica que a Central siempre lo arropa los jugadores surgidos del club. Esos mismos que muchas veces deben rendir el doble para ser reconocidos. O evitar ser hostigados. Porque en ese aspecto, el hincha suele idolatrar a jugadores o entrenadores que terminan siendo de barro.

   Central no tenía mucho por hacer ayer en cuanto a aspiraciones coperas se refiere. Defensa y Justicia lo bajó a la realidad antes de salir a la cancha con su triunfo frente a Gimnasia. La misión era volver con algo debajo del brazo para decorar un honroso 12º puesto, que le permita a futuro soñar con meterse en la Sudamericana, si es que algún representativo argentino gana la Libertadores o la Sudamericana de este año.

   El empate no fue mal negocio a la hora de hacer un repaso con respecto al partido. Incluso Montero y algunos jugadores destacaron y reconocieron que la temporada terminó siendo positiva. Lógicamente basándose en lo realizado a partir de este año. Porque la realidad marca que el 2016 es para olvidar desde todo punto de vista.

   El torneo llegó a su final para Central en medio de varios conflictos. Con jugadores que se irán a la brevedad. Con otros que deberán sentarse y ver si seguirán. Con otros que volverán. Y también es verdad que vendrán varios más porque este equipo necesita renovarse imperiosamente si es que desea estar a la altura cuando sea turno de empezar la temporada 2017/2018 de la mano de un Montero que también tiene hambre y necesidad de gloria.

Comentarios