Ovación
Lunes 20 de Marzo de 2017

Preparación y mucha definición

Tigre está a la vista. Y Central necesita redimirse con su gente debido a la floja actuación que mostró en el Gigante contra Godoy Cruz.

Tigre está a la vista. Y Central necesita redimirse con su gente debido a la floja actuación que mostró en el Gigante contra Godoy Cruz. Por tal motivo, esta tarde comenzará a prepararse para recibir el próximo sábado al representativo de Victoria, que se quedó sin entrenador tras la renuncia de Pedro Troglio. En consecuencia, y teniendo en cuenta que no hubo bajas tras el triunfo en Quilmes, Paolo Montero tendrá una semana para definir si decide repetir la formación o meter mano, sobre todo en la zona del mediocampo.

El plantel se reunirá esta tarde en el country de Arroyo Seco luego de la exitosa excursión por suelo quilmeño. Lo más factible es que el entrenador uruguayo ordene una sesión sin tantas exigencias porque la rutina recién arrancará. Además luego habrá cuatro entrenamientos por cumplir antes de salir a jugar por los puntos.

Con dos fechas disputadas bajo el ciclo de Montero, lo único que se destaca hasta el momento es que la defensa ya no muestra esas llamativas falencias que tanto dolores de cabeza provocaron durante el segundo semestre del año pasado. En ese aspecto, se ve a simple a vista que esta versión hace eje en la última línea, más allá de que el regreso de Pinola y la incorporación del paraguayo Leguizamón le aportaron, al menos hasta el momento, otra impronta al equipo.

Mientras que pensando en lo que vendrá, el técnico deberá hacer énfasis en el sector medio y la delantera. Porque en dos presentaciones los volantes exhibieron una bajo nivel. Lo positivo es que el DT podrá contar esta vez con José Luis Fernández, quien puede moverse como volante interno o bien ocupar el sector izquierdo. A la vez, habrá que seguir con atención qué sucederá con Teo Gutiérrez, quien con sus declaraciones tras el triunfo contra Quilmes seguramente habrá molestado a más de uno puertas adentro.

Comentarios