Ovación
Viernes 24 de Marzo de 2017

Por si algo faltaba

Jugado por jugado, sabiendo que perdió la partida, Teo Gutiérrez salió con los tapones de punta tras la victoria canalla en cancha de Quilmes. Y más allá de marcar su terreno, visibilizó aún más el malestar con el entrenador y sus compañeros.

Jugado por jugado, sabiendo que perdió la partida, Teo Gutiérrez salió con los tapones de punta tras la victoria canalla en cancha de Quilmes. Y más allá de marcar su terreno, visibilizó aún más el malestar con el entrenador y sus compañeros.

"Si la decisión de sacarme es futbolística, no comparto con el técnico. Si me toca estar en el banco voy a apoyar, pero no me acostumbro. Vengo entregando todo en los entrenamientos y jugando bien. No creo que al club le sirva que yo esté en el banco. Cuando trabajo no pido explicaciones, soy un profesional. Tengo que disfrutar este momento porque en mayo me voy".

Y ayer, Montero pareció contestarle a Teo cuando hablaba con la prensa en Arroyo Seco. "Teo es un integrante más del plantel. Está perfecto que me pregunten por él. Respeto mucho la opinión pública, pero no me baso en eso para armar el equipo".

Y el toque de gracia. "A la hora de entrenar en un grupo somos todos iguales. El técnico decide y a mí me gusta cuando se enojan porque quieren jugar. Gracias a que conviví con jugadores, aprendí que todos son iguales".

La historia parece cerrada, al menos esa es la interpretación periodística.

Comentarios