Maxi Rodríguez
Viernes 21 de Julio de 2017

"Por mi salud mental, decido alejarme de Newell's", dijo Maxi emocionado

De manera sorpresiva Maxi Rodríguez ayer conmovió el mundo rojinegro anunciando que no seguirá jugando en el Parque. Contó las razones y dijo que en el país no se pondrá otra camiseta

Era el día del amigo, pero fue un día de perros en el mundo rojinegro. Una jornada tristísima para Newell's. En la que de boca del protagonista de la historia se escuchó una decisión tan inesperada como impactante, que sacudió la estantería del club del Parque. Porque Maximiliano Rodríguez -el capitán, emblema y máximo referente del plantel en los últimos años- expresó por la tarde que no seguirá jugando con la camiseta leprosa. Sin dudas el anunció que realizó Maxi, con lágrimas en los ojos y con la voz por momentos quebrada por la emoción, generó un tajo anímico en la historia reciente de la institución, ya que se trata de un jugador extraordinario, con tres mundiales en el lomo y que había vuelto al club para dar una mano y logró ser campeón en el inolvidable equipo del Tata Martino. "Nunca es triste la verdad, lo que no tiene es remedio", canta el español Joan Manuel Serrat, en una frase que parece resumir el sentimiento de desazón que invade al hincha rojinegro por la determinación de la Fiera. Hoy la dura realidad es que uno de los máximos ídolos de toda la historia del club dijo adiós. O por lo menos hasta luego.

"Soy una persona que le mete muchísimo huevo a todo, pero llega un momento que lo mental te desgasta. La verdad es que estaba muy estresado mentalmente y por mi salud decido alejarme de Newell's. Igual les dije a los dirigentes que me gustaría retirarme acá y que me abran las puertas si se da la posibilidad de volver", confió Maxi ayer en la sala de conferencias del Coloso, un estadio en el que brilló y escribió una de las páginas gloriosas del club con el título del 2013.

Fueron varias las frases fuertes que expresó el emblemático ahora ex 11 leproso. "Yo no me siento ídolo, me gusta jugar a la pelota y tener la camiseta de Newell's puesta. Hoy lo voy a dejar de hacer, pero son cosas del fútbol", aseguró, para enseguida agregar: "Soy una persona de palabra y en el fútbol argentino voy a jugar sólo en Newell's. Es una cuestión mía que no me veo con otra camiseta. Igual agradezco a los clubes que me llaman para llevarme, ya que habla de que uno está vigente".

Maxi (36 años) contó en detalles lo que fue la charla de ayer con los dirigentes, previa a la rueda de prensa. "Les comuniqué a los directivos que no voy a seguir en el club, quería que lo sepan de mi boca. Hablé con todos y les dije que era una decisión tomada. No quería seguir extendiendo la reunión para evitar que me quieran convencer. Entonces hablamos bien, estaban todos en la reunión y la verdad es que fue una decisión muy difícil de tomar. Me llevó mucho tiempo porque si no lo hubiese decidido apenas terminó el campeonato. Quería ver si se podía revertir la decisión hablando con ellos (dirigentes) en las reuniones, pero en lo personal no me cambió nada y creo que por mi salud mental lo mejor era tener un impasse con la entidad, alejarme un tiempo. No hay mucho más para decir. Estoy muy agradecido con todos, mis compañeros y los que siempre trabajaron junto a mí", expresó la Fiera, ya con los ojos llenos de lágrimas en el contacto con los medios.

Sobre el futuro relató: "La verdad que no tengo idea que será de mi carrera de ahora en más. Ahora tendré que pensar en mi futuro porque quiero seguir jugando al fútbol, me siento muy bien, con ganas, así que veré que hago. Me costaba tomar esta decisión. Les dije a los dirigentes que me gustaría retirarme en este club y en los últimos partidos ponerme la camiseta de Newell's para jugar y saludar a la gente. Pero por el momento la decisión es alejarme. No sé cuál será mi destino".

La Fiera además repasó la historia de su regreso al Parque. "Yo llegué acá con 31 años, casi en mi mejor momento, venía de uno de los mejores equipos del mundo (Liverpool). Vine en el peor momento del club. Y a pesar de conseguir lo más lindo que fue salir campeón, lo más lindo fue sacarlo del descenso en ese momento. No tengo nada para reprocharme y no cambiaría nada de lo que hice desde el primer día hasta hoy. Haría exactamente lo mismo. Siempre actué por el bien del club y de mis compañeros", relató.

Sobre los rumores sobre si seguía o no jugando en Newell's, indicó: "Yo sé que los periodistas por ahí hablan con los directivos y dicen lo que les cuentan. Por eso a veces es bueno no decir nada si no se sabe la verdad. En mí no cambió nada. La decisión la tenía clara por el año duro que me tocó vivir. Había un problema con los empleados y llamaban a Maxi, o en Malvinas y me llamaban a mí. Yo lo que quiero es jugar a la pelota, divertirme y hacer goles con esta camiseta. Pero todo eso te saca de foco, del objetivo. Soy una persona que le mete muchísimo huevo a todo, pero llega un momento que lo mental te desgasta. La verdad es que estaba muy estresado mentalmente y por mi salud decido alejarme de Newell's. Igual les dije a los dirigentes que me gustaría retirarme acá y que me abran las puertas si se da la posibilidad de volver".

Maxi Rodríguez se despidió de Newell's

En tanto, dijo que "para el hincha sólo tengo palabras de agradecimiento", y continuó: "Esta es una institución en la que siempre se habló del sentido de pertenencia de los jugadores referentes y hoy el club se queda sin ellos, no está Nacho y me voy yo. Este club siempre se identificó con eso. Ojalá que los chicos que empiezan a salir en el futuro lo sean. Ojalá le vaya de la mejor manera al Chocho Llop y a todos los chicos que prometen mucho. Ojalá que el equipo funcione de la mejor manera porque uno quiere siempre lo mejor para Newell's. Antes que jugador soy hincha".

Y agregó: "Nacho (Scocco) se fue a River, el Gato Formica a México y el Negro Domínguez tiene un prestigio muy grande, pero creo que todos nos cansamos psicológicamente. Uno puede compartir o no que se vayan para sanear el club, pero no creo que esa sea la herramienta, porque acá lo que te marca todo es lo futbolístico. Podés estar al día, pero si no sacás resultados empezás a perder y se hace complicado porque el hincha quiere ganar. Como hincha me duele ver a Nacho y al Gato con otra camiseta porque estoy convencido de que ellos tampoco se querían ir. Yo estoy muy tranquilo de lo que hice y no me arrepiento de nada. Puedo mirar a todos a la cara y decir lo que pienso. Me voy triste, pero son decisiones".

Por último, Maxi habló del presidente leproso Eduardo Bermúdez: "Con Eduardo no pasa nada, está todo bien. Tuvimos diferencias, hubo cosas que molestaron, como a ellos capaz que le molestaron cosas nuestras (de los jugadores), pero yo estoy muy tranquilo con lo que hice. El jugador pasa, la persona no".
Maxi se retiró de la conferencia con los ojos enrojecidos y saludó con emoción. Eran sus primeros pasos ya con la decisión expuesta de que no seguirá jugando en Newell's. La leyenda de Maxi en el Parque tal vez pueda sumar más páginas en el futuro. Hoy la Fiera decidió tomar otro camino.

Comentarios