Ovación
Lunes 13 de Marzo de 2017

Por más que anote mil goles, no hay lugar para Icardi en la selección

Qué difícil es estar en el pellejo de Edgardo Bauza. Porque de nuevo tendrá que dar explicaciones que ya cansan.

Qué difícil es estar en el pellejo de Edgardo Bauza. Porque de nuevo tendrá que dar explicaciones que ya cansan. Otra vez el técnico de la selección argentina estará ubicado en el pelotón de fusilamiento para soportar los dardos de los aduladores del icardismo, quienes ayer volvieron a ponerse pañales con la capacidad goleadora del delantero rosarino en el 7-1 de Inter contra Atalanta. En realidad, no es más que puro alarde lo que piden periodistas y la gente que sueñan con ver alguna vez a Icardi con la camiseta de la selección. Por suerte, el Patón no lo citó para jugar ante Chile y Bolivia por las eliminatorias. Y ojalá nunca lo convoque si quiere mantener la salud grupal del plantel argentino. Por más que haga 10 goles por partido, 3 como anotó ayer o mil en toda su carrera, está bien que las puertas de la selección estén cerradas para el rosarino. Es cierto que no cometió ningún delito, pero sí incurrió en un pecado imperdonable para el ambiente del fútbol. Se casó con la mujer equivocada. O, mejor dicho, con la esposa que era de su amigo Maxi López. Bauza sabe que si lo convoca se compra un problema. Por eso la pilotea como puede públicamente. No en vano aprendió al lado de Carlos Bilardo. El Narigón conoce el paño, ya que dejó afuera del Mundial 90 a Ramón Díaz porque estaba enemistado con Maradona y mal no le fue. Y eso que Ramón fue un delantero inmensamente superior a Icardi.

Comentarios