Ovación
Sábado 10 de Junio de 2017

Platea fiel en Casilda

Hinchas de Alumni se juntaron a las 6 en el club para alentar al equipo de Sampaoli, el ciudadano ilustre.

Ni el frío que ayer por la mañana calaba los huesos en la región fue impedimento para que un grupo de 50 hinchas de Alumni de Casilda _con camisetas, banderas y fundamentalmente mucho abrigo_ se pegara un madrugón y estuviera puntual frente al televisor del bar del club, para ver el partido de la selección argentina contra la de Brasil. Es que no era un partido más de la selección, era el primero que dirigía el actual ciudadano ilustre de la ciudad, Jorge "Zurdo" Sampaoli, en al equipo albiceleste. Y encima, ganó.

"El clima en el club era como ver un partido de Alumni", dijo Emiliano Scapinello, un ex jugador dirigido por el Zurdo.

En un bar importante de la ciudad también se prendieron temprano los televisores y en la casa de un amigo de la infancia del técnico de la selección, Sergio "Turco" Abdala, se reunieron varios hinchas que lo conocen al Zurdo de cerca.

En definitiva, en Casilda, ayer se armó la platea más particular del país: la que alienta a Argentina pero fudamentalmente le es fiel a Sampaoli.

Amigo del barrio

"Me levanté a las 6 y nos encontramos todos ahí para desayunar. Incluso hubo pibes que se quedaron toda la noche para adornar el lugar. Fue emocionante ver a un amigo del barrio dirigir la selección. El partido no fue bueno pero fue el primero: todo va a mejorar, Sampaoli es un laburante", dijo el vice de Alumni, Guillermo Giaconne.

Scapinello agregó que en la platea de Alumni había "desde pibes del secundario que se pegaron un faltazo, algunos de la filial de Capital Federal, chicas de hockey, jugadores de fútbol y básquet, hasta los habitués del bar". Cuando se le pregunta cómo vio el partido y cómo fue el desempeño técnico del casildense trata de ser lo más objetivo posible. "En el primer tiempo se jugó de igual a igual a un Brasil muy fogueado. Fuimos ofensivos y allí marcamos la ventaja. Lo gritamos como locos al gol. De todos modos hay que esperarlo: tranquilos, la mano de Jorge se va a ver".

En tanto, el Turco Abdala, quien conoce a Sampaoli desde que rondaban los 11 años, confesó: "No me fui a Australia porque no tenía visa, pero al Zurdo lo sigo a todos los países donde va. Estuve en casa con ocho amigos que lo conocen. Facturas y huevos revueltos, a las 6.30 armamos. El que no lo conoce cree que estuvo nervioso: no, se ponía las manos en los bolsillos, caminaba, pensaba. Al final del partido nos mandamos whatsapps. Dijo que estaba conforme con el primer tiempo. ¿El festejo? Siempre lo cargué por eso: cuando jugábamos le decía que levantaba los brazos sólo dos veces al año, cuando hacía un gol y por su cumpleaños", dijo el amigo.

Comentarios