Ovación
Miércoles 08 de Marzo de 2017

Para Gustavo Flores, "Nahuel Guzmán merece su chance en la selección"

El rosarino entrenador de arqueros de la U de Chile dijo que la falta de continuidad de Romero tras el Mundial 2014 es un problema y consideró que el ex Newell's pasa por un buen momento para disponer de una oportunidad.

Desde la polémica que se generó en el camino hacia el Mundial de fútbol de 1978 cuando César Luis Menotti debía optar entre Hugo Orlando Gatti y Ubaldo Matildo Fillol, siempre el puesto del arquero se convirtió en un tema relevante en el seleccionado argentino. Y en la actualidad no es la excepción, ya que volvió a dinamizarse por las declaraciones el entrenador albiceleste Edgardo Bauza al respecto.

Más allá de los gustos y pareceres, siempre es conveniente escuchar a los especialistas del puesto. Un analista permanente de los rendimientos y condiciones de los porteros es el rosarino Gustavo Flores, actual entrenador de arqueros de la Universidad de Chile, quien trabajó con Guzmán en Independiente Rivadavia de Mendoza y con Mariano Andújar en Estudiantes, además de integrar el cuerpo técnico de Bauza en Liga Universitaria de Quito, donde forjó también en aquella oportunidad al arquero del seleccionado ecuatoriano, Alexander Domínguez.

¿Quién debe ser el arquero titular en la selección?

Lo primero que debemos establecer es que estamos en presencia de arqueros consolidados, de élite, por lo tanto las diferencias entre ellos son mínimas.

¿Entonces quién debe ser el arquero titular?

Considero que la falta de continuidad ha perjudicado bastante a Sergio Romero, y el buen momento del Patón Guzmán genera el merecimiento de que tenga su chance en la selección. Esto lo digo en un marco de enorme respeto a Edgardo (Bauza), quien me dio una gran posibilidad de crecimiento junto a su cuerpo técnico cuando estuvimos en Liga de Quito, y también hacia el propio Chiquito Romero, quien tiene muchas condiciones y por algo fue el número uno durante todos estos años.

La fundamentación

La opinión de Flores tiene sustento porque Bauza había encendido las alertas sobre la continuidad de Sergio Romero como dueño exclusivo del arco de la selección por la falta de competencia en su equipo, Manchester United, y durante una entrevista con este diario en enero el Patón admitió que era uno de los aspectos que tenía en análisis. Durante la misma charla reconoció que en su consideración Nahuel Guzmán era el sucesor natural, por delante de Mariano Andújar y Gerónimo Rulli.

Pero tiempo después y previo a la gira por Europa que desarrolló recientemente observando a varios jugadores argentinos que militan en Inglaterra, Italia, España y Francia, Bauza conversó con José Mourinho, DT del United, y de allí obtuvo la certeza de que Chiquito tendría más continuidad en ese conjunto y esto lo motivó a Bauza para hacer pública la ratificación en el cargo, aunque ayer el entrenador dejó entrever una vez más que podría alternar en las próximas dos fechas con otro, que si bien no lo nombró se sabe que sería el ex Newell's y actualmente en Tigres de México.

En la conversación con Ovación desde Chile, el entrenador de arqueros de la U, Gustavo Flores, quiso fundamentar su opinión evaluando a cada uno de los cuatro arqueros que integran siempre los planteles albicelestes:

Sergio Romero: "Si tomamos como medición lo que sucedió tras el Mundial 2014, tuvo una seguidilla de entre 80 y 90 partidos, de los cuales un tercio de ese número los jugó con la selección. Esta cifra es un factor negativo porque no está buena la falta de continuidad, que para cualquier futbolista es un problema, pero para un arquero lo es mucho más. Este aspecto lo ha perjudicado, porque la falta de regularidad pasa factura y en él se nota fundamentalmente en el juego aéreo. No obstante, y como contraposición hay que destacar que él jugó con todos los técnicos que estuvieron al frente de Argentina, porque estuvo con Pekerman, Batista, Maradona, Sabella, Martino y ahora con Bauza. Y esto es un punto muy a favor de Chiquito, porque los entrenadores estuvieron en el día a día, en cambio nosotros sustentamos el análisis de la información recabada y de sus actuaciones en el campo, tanto en sus clubes como en la selección.

También en ese día a día debe incidir el grupo en su permanencia, porque evidentemente tiene una llegada y entendimiento en el juego, lo que fortalece la tranquilidad y confianza del equipo".

Nahuel Guzmán: "Por haberlo entrenado en sus comienzos es que uno puede dar fe del crecimiento sostenido que tuvo en su carrera. Con una seguidilla de 140 partidos jugados tras el Mundial 2014, no hay duda de que fue quien más actividad tuvo de los cuatro en cuestión. El Tata le abrió la puerta de la primera para que pueda adquirir la regularidad que sostiene ese desarrollo hasta ahora, acumulando experiencia en un torneo muy difícil y en el cual salió campeón. Potenciando así sus cualidades, tanto debajo del arco como en las pelotas aéreas o articulando el juego con los pies. En México continúa con su vigencia de gran arquero. Y está en una edad ideal para que transfiera todo lo que aprendió y maduró en beneficio de la selección".

Mariano Andújar: "Después del Mundial de Brasil en 2014, al igual que Sergio Romero, no tuvo una necesaria seguidilla de partidos, ya que apenas estuvo entre 50 y 60 partidos, muy poco, y esto incidió en su regularidad. Al igual que con Guzmán también tuve la suerte de entrenarlo en Estudiantes de La Plata, y es un arquero de mucho nivel cuando tiene continuidad. A su favor en este período es que estuvo en un torneo complicadísimo como el italiano, donde no es fácil llegar para los arqueros sudamericanos. Seguramente ahora en el fútbol argentino recuperará la permanencia en Estudiantes".

Gerónimo Rulli: "Esta vez no fue convocado para los partidos con Chile y Bolivia, pero es la gran proyección para el arco del seleccionado argentino, por su presente, por su juventud y porque ya inició su derrotero recientemente en los Juegos Olímpicos. Es un arquero muy sobrio, muy completo, con una buena base de trabajo y con una conveniente seguidilla de partidos porque desde el Mundial 2014 ha jugado entre 90 y 100 partidos. Y está en un gran momento en Real Sociedad, donde su figura se fue ganando el reconocimiento español por sus descollantes actuaciones".

Luego de hacer este análisis técnico para Ovación, Flores reflexionó desde Chile marcando el resultado de su evaluación: "Sin dudas de que la falta de competencia de Romero es un factor que incide en el rendimiento, y si se tiene en cuenta que esto contrasta con el gran momento de Guzmán, sería oportuno que tuviera su chance, pero por supuesto que esta decisión siempre será mejor fundamentada por el Patón Bauza, quien siempre dio muestras de su temple para mantener o cambiar a un jugador".

Comentarios