Ovación
Jueves 20 de Abril de 2017

Para el Ruso Rodríguez, "la magnitud de Central es muy grande"

El arquero canalla le confió a Ovación lo que representa el club auriazul a nivel deportivo y social. El Ruso también dijo que se siente "muy cómodo" en la institución y bajo los tres palos, como así también habló del objetivo de clasificar a la Copa Sudamericana

Llegó proveniente de un grande como Independiente. Avellaneda está partida en dos. Como Rosario. Aunque sin tanta pasión como en estos pagos, donde el sentimiento y el orgullo de pertenencia relucen en cada rincón. Diego Rodríguez no ocultó la vivencia que experimenta defendiendo los colores auriazules. "La magnitud de Central es muy grande", ponderó el Ruso a la hora de confesar lo que significa el club a nivel deportivo y social. En el mano a mano con Ovación también aseguró que "sabía dónde venía porque tanto Emiliano Papa, Jesús Méndez y Reinaldo Alderete ya me habían dicho cómo era la ciudad y en particular la institución. Lo que genera. Y lo vivo en carne propia, aunque me siento muy cómodo acá", deslizó el arquero con orgullo.

¿Te costó adaptarte al mundo Central?

Al club en sí, no. Pero sí me resultó difícil ese período en el que no me habilitaban. No tener certeza de cuándo podía estar a disposición del entrenador me resultó complicado. Con respecto a este club, a la gente y a la ciudad en sí, sólo tengo palabras de agradecimiento porque me recibieron muy bien desde el primer momento.

¿Sabías adónde venías porque así te lo hicieron saber en su momento Emiliano Papa y Jesús Méndez, ya que fueron tus compañeros en Independiente?

Sí, ni hablar. Sabía a lo que venía por ellos y por Alderete, quien también me había hablado mucho de Central cuando estuvo en Independiente. Pero lo cierto es que cuando llegás acá tenés otro panorama y el grado de la magnitud. Es mucho mayor de lo que por ahí se ve desde afuera o estando en Buenos Aires.

Te hace comprender y ver otra realidad. Acá son pasionales de verdad.

Por supuesto, no mentían en nada. Estando adentro lo vivís de otra forma.

¿Y te pasó de tener como compañeros a muchos hinchas, ya que en el plantel están Ferrari, el Chelito Delgado, Cetto, Herrera y Ruben, entre otros, más los que vienen de abajo?

Esa es una de las grandes virtudes que tiene este equipo. Este sentido de pertenencia de los jugadores hace que todo sea distinto. Si se repasan los casos vas a ver que muchos decidieron volver y lo hicieron en buen nivel. Y eso es también un lindo mensaje para los chicos de las inferiores. Ven que el jugador se va, pero que vuelve también. Pero a la vez es importante para los que venimos de afuera, porque eso te hace que le agarres más rápido el cariño al club.

¿Notás que el hincha te reconoce y que eso es algo que no siempre sucede en cualquier institución?

Sí, ni hablar. Desde ese punto de vista, desde que llegué los hinchas me tratan bien. Y eso es también lo que a uno lo hace sentir a gusto en el club.

Entendiste rápido la enfermedad canalla.

Por supuesto, ja. Se ve en la cara cuando te saluda algún hincha de Central, ya que te hace una sonrisa.

¿Y cómo te trata el de Ñuls?

Porque te pone otra cara, más serio. Ahí sabés que es de la contra. Acá viven el fútbol así. Y lo entendí de entrada.


   Luego llegó el momento de hacer eje en el presente deportivo esencialmente. En la gran campaña que está haciendo el equipo auriazul. Sobre todo luego del porrazo en seco que se pegó el canalla en el reinicio ante Godoy Cruz. Y el Ruso destacó que "luego de ese partido contra los mendocinos sabíamos que no podíamos seguir así. Por suerte el triunfo ante Quilmes es como que nos potenció. Es como que hicimos un clic y acá estamos, tratando de conseguir el objetivo de clasificar a la Copa Sudamericana", respondió el arquero con seguridad.

¿Aún se lamentan los dos puntos que dejaron en Junín o ahora miran la cosecha gorda?

No, porque al haber ganado en el partido siguiente es como que ayuda a crecer en la tabla, pese a que este grupo quiere y busca en cada presentación que tiene conseguir la victoria.

¿Están más ilusionados con la Copa Sudamericana, ya que lograron varios triunfos?

Pasa que siempre tuvimos ese objetivo. Venimos trabajando para clasificar pero a la vez sabiendo que no podemos desviarnos de cada partido que nos toca. Hay que ir fecha a fecha y buscar sumar para redondear una buena campaña al final del torneo.

¿En qué sentís que mejoraron?

Si bien sabíamos que de mitad de cancha hacia adelante tenemos un potencial que nos permite marcar en cualquier momento, también buscábamos tener mayor solidez en el fondo. Hemos mejorado, pero aún nos falta porque siempre hay cosas por corregir. Lógicamente que cuando los resultados acompañan, se trabaja de otra manera.

¿Y en lo personal se puede decir que estás en tu mejor momento?

Estoy mejor y con mayor confianza. Y eso pasa por la continuidad. Sobre todo para nosotros, los arqueros. Es muy importante jugar porque si no es como que perdemos más ritmo. La toma de decisiones en nuestro puesto pasa también por asumirlas en momentos en los que hay mayor presión. Y eso te lo da el ritmo de competencia oficial nomás.

¿Sos de analizar los partidos o de hablar con tu compañero Ledesmay el Rifle Castellano?

Siempre. Tanto con Jeremías como con el Rifle charlamos y buscamos corregir cosas puntuales como también buscar variantes ante determinadas cuestiones. Somos un equipo y buscamos siempre evolucionar.

¿Mirás más allá de junio, ya que se te vencerá el préstamo?

Trato de disfrutar y trabajar a full en el día a día. Llegado a ese momento se verá, pero ya es algo que no dependerá exclusivamente de mí. La dirigencia deberá definir en todo caso si harán uso de la opción de compra del pase.

¿Y qué pensás de Gimnasia teniendo en cuenta que viene muy dulce y promete ser un rival de mucho cuidado?

Tomamos este partido con igual responsabilidad que los que ya jugamos. Sabemos que está bien, pero Central también tiene sus herramientas. Habrá que ser inteligentes y saber sacarle provecho a la localía.

Comentarios