Ovación
Domingo 16 de Abril de 2017

Osella se queja de lo que hizo siempre

Nada más fuera de lugar que escuchar a Diego Osella quejarse porque, según él, Estudiantes ayer jugó todo el partido emboscado contra el arco de Andújar.

Nada más fuera de lugar que escuchar a Diego Osella quejarse porque, según él, Estudiantes ayer jugó todo el partido emboscado contra el arco de Andújar. Justo el técnico rojinegro llenó de lágrimas el Muro de los Lamentos cuando si hubo un equipo que en este torneo supo lo que es colgarse del travesaño fue precisamente Newell's. Esto no busca restarle mérito a la gran campaña leprosa ni se quiere atar con esposas la mano que dio Osella para hacer de este Newell's una formación competitiva. Por algo se ubica segundo en la tabla y de no surgir una catástrofe de malos resultados, clasificará a la Copa Libertadores de 2018.

Se aclara esto porque es seguro que saldrá al cruce algún talibán del resultadismo y ponderará que Newell's no perdió, mantuvo a distancia a Estudiantes, que no le convirtieron goles y unas cuantas cosas más que nadie niega que son ciertas. También es verdad que el partido de ayer retrató lo que verdaderamente es este Newell's de Osella. Un equipo que se anima poco y nada, y al que habitualmente le falta intrepidez para agarrar de las solapas a los rivales para marcarles la dirección de un trámite. Tampoco es mentira que las veces que el equipo no entró en pánico colectivo fue cuando Scocco, Maxi Rodríguez y Formica salieron a su rescate. Por ahí debe explicarse los puntos que tiene en la bolsa. Aunque a Osella le duela esta sentencia, la verdad es que el DT tendría que prenderles una vela para tenerlos siempre en condiciones porque sin ellos Newell's estaría en mitad de tabla. Gracias a Dios los tres mosqueteros juegan con la camiseta rojinegra y ahí está depositada la esperanza para alcanzar el objetivo madre de 1,4 en los promedios y darles caza a uno de los lugares para la Copa. Por eso sorprende que Osella tenga memoria selectiva y culpe a su rival de un planteo miserable cuando él se especializa en propuestas cautelosas. Habría que recordarle que él hizo lo mismo que Nelson Vivas cuando visitó a Central, enfrentó a Colón, Patronato, Defensa y Justicia, en la fecha pasada a Arsenal y sigan las firmas. Bah, en realidad, esto no hace más que reforzar que Newell's es un equipo numérico, que cuenta con el auxilio de la tabla pero que tiene como materia pendiente la osadía. De ahí que difícilmente muestre ínfulas de grandeza para disputarle palmo a palmo el título a Boca. Si no lo prepoteó a Estudiantes en el Coloso cuando el rival le regaló campo y espacios, pocos imaginan que toree a Boca en la Bombonera.

Cuando Osella repase de nuevo el partido y alguien de su entorno le haga escuchar lo que dijo en la conferencia, seguramente reconocerá que el "pecado" que cometió Estudiantes fue hacerle tomar de su propia medicina. Se llevó el punto que vino a buscar a Rosario. Ni más ni menos que lo que hizo él muchas veces con este Newell's, pero que nunca se lo oyó declarar en su contra.

Comentarios