Ovación
Miércoles 26 de Julio de 2017

No va Centurión, que criticó duro a casi todos en Boca

Tras varias idas y vueltas, la dirigencia xeneize cerró la negociación.

La novela del receso tuvo un final anunciado ayer, aunque las esquirlas de la historia prometen seguir bombardeando programas de chimentos varios quizás por un tiempito más. Luego de quedar involucrado en un nuevo escándalo extrafutbolístico, Boca desisitió de continuar la negociación con San Pablo por la compra de Ricardo Centurión, quien alertado del desenlace de la situación criticó duramente al presidente Daniel Angelici, al que tildó de "poco serio", y lanzó un tiro por elevación al técnico Guillermo Barros Schelotto.
La decisión de la dirigencia xeneize se precipitó tras el último episodio ocurrido el domingo por la madrugada, en un boliche de Lanús del que Centurión tuvo que ser retirado en un patrullero, tras una pelea entre su grupo de amigos y otros jóvenes.
Al advertir que el pase se caía, Ricky pegó duro en las redes sociales: "Lamentablemente estamos en un país que cuando uno se equivoca en vez de ayudarlo le sueltan la mano. Lástima Boca que te hagan esto, teniendo una dirigencia y un presidente tan poco serio. Yo me vine (de Italia) para firmar con Boca", redactó el jugador.
Centurión se realizó la revisión médica el jueves pasado para firmar con el Genoa, pero el viernes retornó al país luego de una nueva oferta de Boca y dejó plantada a la institución europea. Guillermo Barros Schelotto, que siempre hizo fuerza para que continuara en la institución, le cedió la potestad a Angelici de definir el futuro del jugador.
Así, el presidente se juntó con Junior Mazzoni, agente de Centurión, y le propuso una serie de cláusulas en el contrato, lo que terminó de distanciar a las partes.
En tanto, las gestiones por retener al lateral Jonathan Silva y traer al delantero Wanchope Abila son por estas horas de muy difícil concreción.

"Mis compañeros fueron mi familia"

En la carta que publicó en Instagram, Centurión remarcó que va a "salir adelante porque me sobran huevos y voy a seguir siendo hincha de Boca como mi viejo. A mis compañeros, nada que
decir, fueron mi familia, mi contención, cuerpo médico, utileros...
Los demás me soltaron la mano", cerró el volante ofensivo.

Comentarios