Ovación
Martes 01 de Agosto de 2017

No se hizo el milagro en Paraguay y Huracán quedó eliminado de la Sudamericana

Cayó como visitante por 2 a 0 frente a Libertad de Paraguay.

Huracán quedó eliminado esta noche de la Copa Sudamericana tras caer como visitante por 2 a 0 frente a Libertad de Paraguay, que en la ida sorprendió con una goleada por 5 a 1, por la revancha de los 16avos de final de la Copa Sudamericana.
Los goles del elenco guaraní fueron marcados por Jorge Recalde y Santiago Salcedo, a los 4 13 minutos del complemento, respectivamente.
Con este resultado, Libertad enfrentará en octavos de final a Independiente Santa Fe de Colombia —campeón de este certamen en 2015—, que eliminó a Fuerza Amarilla de Ecuador.
Con autoridad, en un partido prácticamente de protocolo y sin la presencia de varios de sus titulares, Libertad pasó por encima del Globo, en el que se estrenaba como técnico Gustavo Alfaro tras la destitución de Néstor Apuzzo.
El tanto de apertura se inició por la izquierda tras una jugada individual del delantero Julio Santacruz, quien al ser encarado por dos defensores soltó el balón antes de caerse, para dar lugar a la entrada briosa de Recalde por la frontal del área.
El mediocampista remató con la cara externa, de derecha, para vencer de esa forma al buen arquero del Globo, Manuel García.
El guardameta fue protagonista de por lo menos tres jugadas espectaculares que salvaron su valla en el primer tiempo.
Sin embargo, en el segundo gol del conjunto paraguayo cometió un blooper increíble cuando tenía la pelota controlada.
Entregó inconscientemente el balón al delantero goleador paraguayo Santiago Salcedo quien a placer la envió por encima de la humanidad del golero para decretar la conquista que determinó el resultado definitivo.
El error de García caló hondo en el cuadro visitante que no atinó a reaccionar en todo el resto del partido, al tiempo que acalló a la ruidosa barra de hinchas argentinos que se dieron cita para ver este choque por la Sudamericana.
El delantero Salcedo salió temprano de la cancha para ser aclamado por su público. En su lugar ingresó el otro goleador de Buenos Aires, Antonio Bareiro.
El técnico Jubero también ordenó más refresco en la delantera con la entrada de Derlis Orué y Angel Cardozo.
Ellos atosigaron con ataques el área rival y el equipo de Alfaro soportó el asedio hasta el final cuando el árbitro peruano Michael Espinoza dio por terminado el juego con apenas dos minutos de adición.

Comentarios