Newell's
Miércoles 01 de Marzo de 2017

"No me importa cómo me reciban", aseguró Lucas Bernardi

Lucas Bernardi está feliz en Godoy Cruz. Así lo reconoce verbalmente y lo trasluce también con el tono de sus declaraciones. Ratifica su sentimiento rojinegro al decir que "siempre va a estar para ayudar a Newell's".

Lucas Bernardi está feliz en Godoy Cruz. Así lo reconoce verbalmente y lo trasluce también con el tono de sus declaraciones. Ratifica su sentimiento rojinegro al decir que "siempre va a estar para ayudar a Newell's". También se aleja del run rún que generan las especulaciones por su visita al Gigante de Arroyito, donde aún quedó grabado ese gesto con el dedo índice que fue utilizado como abono para el folclore rosarino. Aunque el ahora entrenador tombino diga que se trató de otra cosa. También pone en duda el inicio del torneo debido a la información que hasta ayer tenían los capitanes desde Agremiados.

¿Cómo prevés tu presencia en el estadio de Central ahora como técnico de otro equipo que no es Newell's?

Primero vamos a esperar la confirmación de la fecha, porque recién me avisan que es difícil que se juegue. Pero si de una buena vez arrancamos, la verdad es que no me detengo a pensar en cómo me recibirán, porque no me llama la atención. Es como algo lógico que uno no sea bienvenido porque conocen mi historia y mi identificación y sentimiento con Newell's. Pero profesionalmente yo hoy represento a Godoy Cruz y lo que me importa es que a Godoy Cruz le vaya bien. Todo lo demás formará parte del folclore de una ciudad que vive con intensidad el fútbol, pero no pienso en eso, no me preocupa ni importa, lo que me ocupa es que mis jugadores hagan un buen partido.

¿Todavía se recuerda en el Gigante ese gesto circular y lateral que hiciste con el dedo índice que fue interpretado como una cargada?

Sí, lo sé.

Pero nunca dejaste en claro qué quisiste decir con ese gesto, porque la mayoría interpretó que aludías al tiempo que Central no daba una vuelta olímpica.

No, estábamos hablando ahí con el banco de suplentes sobre una jugada y justo la cámara lo registró. Después fue parte del folclore y quedó en eso. Sabemos que todo se lleva para ese lado, y además sabemos que formamos parte de un show futbolístico que se monta alrededor de un clásico. Nosotros en Rosario vivimos de esa manera y ya no sé si está bien o está mal, porque hemos perdido la perspectiva de lo que está bien o mal. Lo que no me gusta es que un gesto mío se tome para mal, para generar violencia, pero en este caso se tomó como parte del folclore ingenioso, y así quedó y listo.

Estas postergaciones del inicio del torneo sin dudas complica a los entrenadores. ¿Cómo es tu caso con Godoy Cruz?

Al principio no porque era más simple, ya que fuimos capitalizando el tiempo para afianzar conceptos y las diferentes ideas de juego, pero después a medida que fue pasando el tiempo se fue complicando porque un día parecía que sí se jugaba, y al siguiente no, y así estás todo el tiempo viendo qué se hace, ya que la planificación se fue desvirtuando por los imprevistos que padece el fútbol argentino. Y te obligan a improvisar sobre la marcha, porque no sabés si programás un amistoso, en qué momento, y se hace difícil. Y ahora que ya teníamos todo preparado para esta fecha tampoco tenemos seguridad de lo que pasará. Pero nos adaptamos, es lógico que tengamos que adaptarnos, pero hay un momento como es este caso que ya incomoda bastante.

Sin olvidarse de que los amistosos forman parte de una preparación y no como un parche. ¿Si no se juega oficialmente, Godoy Cruz acordará otro amistoso o no?

Nosotros jugamos el miércoles que viene en Mendoza con Atlético Mineiro por la Libertadores, así que no vamos armar amistosos, pero sin dudas que podríamos armar la semana de otra manera si el viernes no jugamos, pero como todavía no hay certeza de ningún tipo veremos qué hacemos. Porque lo que tenemos planificado en viaje y logística para el torneo lo tendremos que hacer todo de nuevo, y con una reprogramación para la próxima semana sin dudas que cambiará el día, porque al jugar el miércoles por Copa no podremos jugar el viernes en Rosario por el torneo. En síntesis, no se puede trabajar con el tiempo conveniente en nada por este contexto en el que está el fútbol.

¿Cómo estás en Mendoza?

Estoy muy bien, muy feliz. Corta la respuesta, te sorprendí. (se ríe).

¿Y cómo está Godoy Cruz para competir?

También muy bien, ansioso, porque tenemos un plantel joven y tenemos Copa Libertadores y ya queremos arrancar de una buena vez. Hay ganas de jugar. En la previa estamos muy enfocados, después el resultado establece una calificación de si estuviste muy bien, o más o menos, o mal, pero nosotros sabemos lo que queremos y hay muchas ganas. Como dije hay un plantel joven, con un promedio de 23, 24 años, con mucho margen de crecimiento, con las ambiciones lógicas de todo futbolista que promedia esa edad, y esto permite soñar con un futuro lindo.

La mayoría de los técnicos tiene un jugador en el campo que es como el entrenador dentro de la cancha, así como el Tata te tenía a vos. ¿Cuál es el tuyo en Godoy Cruz?

Es difícil decirlo, porque si doy un nombre dejo a otros afuera que también asumen el rol de intérpretes. Sin dudas que hay uno o dos futbolistas a los que uno les pide las cuestiones generales, porque tienen experiencia y el oficio les permite llevar adelante una idea. Pero con el desarrollo del plantel en competencia aparecerán más porque son chicos que piensan, que saben jugar, que lo entienden, pero como decía son jóvenes y necesitan del rodaje para adquirir ese aplomo necesario para ejercer ese rol.

Y que ese rol es clave para manejar los tiempos del partido.

Por supuesto, a manejar e implementar los cambios durante los momentos del desarrollo del juego. Confío mucho en ellos, de ellos dependerá, porque son los verdaderos constructores de una forma, de una idea, yo como entrenador soy un pequeño aporte para sus carreras.

¿La inquietud surge porque al describir tu plantel con un promedio joven por ahí la impronta o la ansiedad se hace contraproducente?

Es verdad, ese es el riesgo, pero también puede convertirse en la virtud, por la convicción y la fuerza de ejecutar un planteo. Por eso sostengo que con el transcurrir de los partidos hay una maduración que se va desarrollando que le otorga al jugador y también al plantel ese equilibrio necesario para leer con eficiencia el trámite del partido. Que lo tienen, pero tal vez en algunos aún no lo pueden aplicar con la velocidad necesaria.

¿Esta juventud de Godoy Cruz tal vez se adapta mejor a tus formas?

Sí, puede ser.

La pregunta surge porque en tus dos experiencias anteriores recurriste a jóvenes. En Newell's promoviste juveniles después de que los antecesores inmediatos no lo hicieran, y hoy con Osella tampoco sucede. Y en Arsenal, aunque estuviste poco, también promocionaste a otros chicos.

Acá en Godoy Cruz también vale destacar que es una elección del club, y a nosotros también nos permite aportar lo nuestro para la formación de ellos en competencia. Por supuesto que la cuota de experiencia es fundamental por lo que señalaba antes, pero ellos saben que su participación en el equipo no depende de una cuestión de edad sino de rendimiento, por eso conocen mejor que nadie que son ellos quienes se sacan y se ponen entre los once.

¿Cuánto importa para un plantel joven el resultado inicial?

Y arrancar con buenos resultados es sinónimo de que lo pensado se pudo ejecutar, aunque sea parcialmente, más allá de la motivación que eso provoca en ellos. Es importante ganar porque le da confianza al plantel, credibilidad al entrenador, y genera un clima de seguridad, pero también sabemos que no siempre se gana y hay que tener temple para recomponerse.

El arranque es bravísimo, ya que juegan contra Central, San Lorenzo, Racing, River y en el medio Mineiro por la Copa.

Sabemos que tenemos un inicio durísimo, pero es lindo también porque son partidos importantes que todo jugador quiere tener, porque todos te ven y le prestan atención a esos choques, así que los motiva. Y es un segmento de desafíos interesantes que nos va a permitir saber en qué punto estamos dentro de la competencia. Ojalá arranquemos bien para cerrar una buena pretemporada y un mejor inicio.

¿Por qué te fuiste tan rápido de Arsenal?

Porque no estaban dadas las condiciones para desarrollar un trabajo acorde. Había muchas dificultades, y se lo hicimos saber a las personas que estaban ahí, no a los dirigentes porque no estuvieron. Entonces viendo que Arsenal iba a tener un semestre difícil y sin las condiciones para enfrentarlo, opté por avisarles con tiempo.

Comentarios