Ovación
Lunes 24 de Abril de 2017

No lo pararon ni con golpes

Los jugadores de Real Madrid se turnaron para "atender" a la Pulga

El árbitro José Hernández Hernández le perdonó la roja a Marcelo en la primera parte del clásico tras un duro codazo del brasileño sobre Messi. El jugador de Real Madrid le propinó un golpe en la cara a la Pulga, que se tuvo que retirar del terreno de juego durante unos minutos al sangrarle la boca a causa de la herida. Una acción que el juez canario no consideró que mereciera la expulsión.

Unos minutos antes fue Casemiro quien vio la amarilla por una dura entrada sobre Messi, el blaugrana que estaba generando más peligro hasta el momento. Marcelo no tuvo piedad a la hora de soltar el brazo derecho para frenar el avance de Leo, quien quedó noqueado en el suelo y con síntomas evidentes de dolor por el golpe recibido. Como era de esperar, Messi fue el jugador al que más atendieron los pupilos de Zinedine Zidane.

Comentarios