Ovación
Lunes 27 de Marzo de 2017

No era momento para una citación pero no hay mejores que él

No hay por qué esconder que todavía Javier Pinola no alcanzó el nivel que tenía antes de la desgraciada noche ante Atlético Nacional de Medellín, absolutamente entendible en vistas de una recuperación que le demandó mucho más tiempo del pensado.

No hay por qué esconder que todavía Javier Pinola no alcanzó el nivel que tenía antes de la desgraciada noche ante Atlético Nacional de Medellín, absolutamente entendible en vistas de una recuperación que le demandó mucho más tiempo del pensado. Hace demasiado poco que volvió a jugar como para ya ser citado a la selección, que requiere de sus jugadores que estén al ciento por ciento.

Aunque resulte antipático decirlo porque Pinola hizo el máximo esfuerzo para regresar entero a los 34 años, no mostró aún haber llegado a aquella estatura que decidió a Gerardo Martino a convocarlo y a hacerlo jugar de titular en Córdoba ante Bolivia, hace casi exactamente un año. Aquella noche, este cronista lo calificó con 6 con el título: "Sacó chapa de selección". Pero ante Tigre el último sábado, si bien mostró voz de mando y siempre la intención de jugarla, no adquirió todavía esa velocidad ni la precisión y ubicación características.

El momento del defensor canalla no ameritaba una convocatoria ahora, pero también hay que decir que ante la lesión de Emmanuel Mas tampoco Edgardo Bauza tenía un abanico de posibilidades a mano y el antecedente de aquella citación en esta misma eliminatoria le jugó a favor. Si en el plantel está Ezequiel Lavezzi que jugó menos que él en los últimos 10 meses, ¿por qué no Pinola?

Comentarios