Ovación
Domingo 16 de Abril de 2017

Newell's y Estudiantes protagonizaron un partido de hacha y tiza

Mucho ruido y pocas nueces. La Lepra no tuvo claridad en sus jugadores estelares.

Nada por acá, nada por allá. Mucho ruido, pocas nueces, podría decirse. Ni Newell's ni Estudiantes sacaron a relucir la chapa de candidato que ostentan y se repartieron los puntos en disputa con un apático 0 a 0 que dejó más bostezos que sonrisas. El escenario fue especial más allá del horario porque el partido atraía en la previa, pero a la hora de la acción el fútbol no apareció como tampoco las jugadas que despertaran cierta expectativa. Y si se juega lejos de los arcos todo se torna mucho más complejo y aburrido. Newell's tuvo algo más de intención por buscar la diferencia, pero esta vez no encontró el peso justo para vulnerar el arco de Andújar y la igualdad terminó haciendo justicia y favoreciendo, al menos por ahora, al líder Boca.

Lo que se preveía sucedió. Porque ninguno de los dos equipos quería resignar espacios teniendo en cuenta el poderío de uno y otro, ese que los llevó a estar en posiciones de privilegio en el torneo. La pelea se instaló en el medio con mucha pierna fuerte, con un juego cortado y pocos espacios para generar fútbol. Formica no tuvo contacto con la pelota al ser absorbido por las marcas. Maxi y Scocco tampoco podían elaborar jugadas de riesgo o conectarse.

El inicio insinuó algo que se diluyó rápidamente y fue algo fugaz que desapareció. Primero Toledo (4') metió una media vuelta dentro del área, pero Pocrnjic bien ubicado se quedó con la pelota. Dos minutos más tarde Scocco probó con un disparo dentro del área y la bocha se fue afuera. A partir de ahí los minutos se consumieron con una lucha intensa en el sector medio e intentos de juego que se desvanecieron enseguida. Recién sobre el final de la primera mitad Nacho probó desde lejos y la pelota voló hacia el alambrado. Muy poco para lo que leprosos y pinchas podían brindar como espectáculo. Y lo que en principio se esperaba.

Si escaso fue lo del primer tiempo poco se modificó en el complemento. Sí se observó a un Newell's con mayores intenciones, un poco empujado por su gente e intentando hacer valer la localía. A tal punto que las pocas llegadas fueron del rojinegro contra nada de Estudiantes. A los 20 segundos Schunke cortó un disparo de Scocco. Después Formica se tiró a la pileta buscando un penal y luego Nacho estuvo cerca tras hacerle un sombrerito a Andújar y apareció el despeje de un defensor. Y sobre el final Scocco y Maxi intentaron sorprender con sendos remates.

Las pocas que hubo fueron "sucias", ninguna limpia como para poder vencer las manos de Andújar. En todo este período Estudiantes resignó arriesgar en ataque para defenderse como primera opción, por eso no pisó mucho el área leprosa.

¿Qué le faltó a Newell's? El toque distintivo, ese que marca la diferencia cuando aparecen Formica, Maxi y Scocco. Los tres fueron seguidos de cerca y absorbidos por sus marcas. Quizás fue Nacho el que estuvo algo más activo, por eso en las pocas acciones del partido lo tuvo como protagonista principal.

La igualdad le puso justicia a lo que sucedió dentro del campo de juego. Un escenario que tuvo mucha acción desde la entrega y la pierna fuerte, pero lejos de mostrar un fútbol que iluminara y deslumbrara a todas las almas que colmaron el Coloso buscando sonreír en el mediodía sabatino. El clima fue especial, aunque a la cita faltó el fútbol.

Comentarios