Ovación
Lunes 28 de Agosto de 2017

Newell's sorteó obstáculos y empieza otra etapa de ilusiones

El club le pagó a Agremiados a último momento para debutar en la Superliga de la mano de Llop

Newell's inicia desde hoy una nueva etapa. Muy diferente a la de los últimos años, no sólo por el nuevo técnico que estará en el banco sino por el cambio de plantel con ausencia de las figuras con las que contó hasta hace poco tiempo. El punto de partida de este reinicio será frente a Unión, en casa y frente a su gente después de casi dos meses de ausencia de fútbol. Más de sesenta días de expectativas, ilusiones renovadas y, sobre todo, situaciones que mantuvieron en vilo a la vida institucional rojinegra. Con presiones, incertidumbre, negociaciones al por mayor, búsqueda de refuerzos y determinaciones difíciles de afrontar ante la mirada del hincha. Muchísimas cosas pasaron en el medio del extenso parate de un fútbol argentino que intenta parecerse —al menos en organización— a lo que sucede en Europa u otros continentes, aunque está claro que para que eso suceda muchas cosas deberán modificarse. Y eso llevará años.
   De un día para otro nada cambiará. Por eso Newell's hoy debe imponer todas sus energías con el fin de dejar atrás todos los obstáculos que tuvo que sortear, encontrar el rendimiento adecuado y buscar el éxito en un torneo que no será sencillo. Algo de lo que precisamente Marcelo Bielsa hizo alusión muchas veces, pero de manera crítica. "El éxito es deformante, relaja, engaña, nos vuelve peor, nos ayuda a enamorarnos excesivamente de nosotros mismos; el fracaso es todo lo contrario, es formativo, nos vuelve sólidos, nos acerca a las convicciones, nos vuelve coherentes. Si bien competimos para ganar, y trabajo de lo que trabajo porque quiero ganar cuando compito, si no distinguiera qué es lo realmente formativo y qué es secundario me estaría equivocando". Cita textual del Loco, emblema de la Lepra.
Más allá de lo discursivo y que genera distintas opiniones, Llop tuvo que barajar y dar de nuevo. La dirigencia hizo cirugía mayor, dolorosa para el sentimiento del hincha pero aliviadora para la economía de la entidad, y el nuevo entrenador debió buscar jugadores baratos o, al menos, al alcance de la caja leprosa. Y así arribaron ocho jugadores (sin contar a Nico Silva, anotado y que debe autorizar el juez Bellizia) con diferentes cualidades y muy diferentes a los referentes que partieron como Maxi Rodríguez, Scocco y Formica.
   Por supuesto que Newell's, antes de que comience a rodar la pelota, se quedó sin una base de treinta goles que aportaban estos nombres. Algo difícil de reemplazar, pero no imposible. Todo puede lograrse en el mundo del fútbol, aunque a priori la empresa no aparece simple.
   El Chocho cumplió con un sueño que acumulaba desde hace largos años. Tenía una espina clavada después de aquella etapa como DT en 2002 con escasa experiencia y en lo que "fue una equivocación haber aceptado dirigir", le reconoció semanas atrás a Ovación. Esta etapa lo encuentra más maduro y con una acumulación de conocimientos importantes que le dio el paso por diferentes clubes.
   Durante este período desde su retorno al Parque hasta la antesala al debut con el tatengue mucha agua pasó debajo del puente. El operativo seducción para conseguir futbolistas para cubrir distintos lugares endebles del equipo no fue nada sencillo, sobre todo al momento de ir a buscar con la billetera vacía. El nombre más rutilante de todos los que llegaron es Brian Sarmiento, no sólo por su recorrido futbolístico, también por lo que aporta desde lo anímico. "Es muy bueno trabajar con alegría", dijo Llop. Precisamente el ex Banfield no estará activo desde el inicio y sí ocupará un lugar en el banco de suplentes después de haberse recuperado de una lesión que le impidió llegar a este inicio en toda su plenitud.
   La vorágine en la que estuvo abocada la dirigencia no sólo se centró en este aspecto del armado futbolístico, sino que tuvo que salir a la búsqueda de los más de 25 millones de pesos que reclamaba Agremiados para darle la autorización y así estar en la largada en la Superliga. Durante este tiempo apareció el duro castigo del secretario gremial Sergio Marchi, quien declaró fuerte contra la dirigencia leprosa. Hasta que el jueves pasado, ya en tiempo de descuento, Newell's saldó la deuda y felices los cuatro (Ñuls, AFA, FAA y Superliga). Al menos por el momento.
   Lo pasado pisado, se podría decir más allá de que todo lo expuesto será recordado de acuerdo a los resultados que vengan a futuro. Hoy Newell's arranca una nueva etapa y con un equipo que sufrió cierta renovación, al menos en cuanto a nombres importantes. Se quedó sin referentes, aunque frente al tatengue tendrá a cinco jugadores en cancha de los que terminaron jugando frente a Godoy Cruz en el cierre del torneo pasado el 26 de junio (Pocrnjic, San Román, Valenzuela, Elías y Fértoli). También jugarán cuatro que permanecen en el plantel (Paz, Sills, Amoroso y Figueroa). Y sólo dos de todas incorporaciones que llegaron serán titulares: Bianchi y Guevgeozian.
   La pelota comenzará a rodar en el Coloso en un nuevo ciclo con otras esperanzas, aunque sabiendo que siempre lo que suceda dentro de la cancha y los resultados obtenidos moverán el amperímetro de los hinchas. Para las críticas o para las loas.

Comentarios