Ovación
Domingo 23 de Abril de 2017

Newell's se reinventó a tiempo y armó una goleada en Mar del Plata

Arrancó errático y Aldosivi fue más, pero calibró la puntería y despachó al Tiburón.

Newell's es un equipo astuto, versátil, de mil y una vidas. Se arremanga y muerde cuando el rival copa la parada como ocurrió ayer en el primer tiempo ante Aldosivi y, a la vez, tiene la fortaleza de que en una ráfaga pone toda la carne al asador y sabe armar una goleada sensacional. La Lepra estuvo errático y muy atrás en la etapa inicial, pero se reinventó en el entretiempo y arrasó al Tiburón. Fue un 3 a 0 contundente, con gritos de Mauro Formica, Maxi Rodríguez y el Negro Figueroa, de penal. Newell's está entero y quiere más.

   Así, haciendo honor a la ciudad balnearia donde se disputó el partido, Newell's logró un triunfo enorme como el mar y con la fuerza de una ola que cada vez le da más crédito al sueño del título.

   El primer tiempo tuvo como claro dominador a Aldosivi, porque fue un equipo intenso y con gran entusiasmo llevó las riendas del partido para encender varias veces la alarma en el área de Luciano Pocrnjic.

Newell's lució desprolijo para manejar la pelota, no fue compacto para capturar los rebotes en el medio y así sólo logró progresar en el campo en base a un par de contraataques peligrosos.

   De arranque, el Tiburón salió a devorarse a Newell's. Y lo metió contra su campo en base a la dinámica de los volantes externos, Neri Bandiera y Joel Acosta. Entonces, Pocrnjic comenzó a revolcarse en el área y Osella a preocuparse porque las cosas no salían.

   La primera réplica de Newell's fue cuando Quignon recibió en soledad en zona de gatillo y tras acomodarse la tiró muy ancha del palo derecho. El local seguía yendo al frente. Lo tuvo Acosta y definió de manera defectuosa adentro del área. Maxi contestó con un bombazo que manoteó Campodónico.

   A continuación, Quilez disparó y Pocrnjic capturó a ras de piso. Pero la más clara del local fue una entrada de Acosta al corazón del área y su cabezazo con olor a gol se fue por encima del travesaño. También Newell's dispuso de otra contra perfecta y tras el pase de Maxi, Nacho quiso definir con clase, pero la pelota no agarró el efecto esperado. Fue más Aldosivi, aunque los dos pudieron abrir el marcador. Al descanso.

   En el complemento todo lo que antes había sido confusión se convirtió en un camino despejado para Newell's, que de manera repentina armó una goleada jamás pensada cuando terminó la etapa inicial. Al minuto nomás la Lepra salió jugando desde el arco y la pelota avanzó desde la defensa al ataque. La terminaron en pared Maxi y Nacho, que la cedió a Formica para que el Gato defina con un puntín esquinado, que dio en el palo y se filtró en el arco del Tiburón. Primer paso a la victoria.

   Aldosivi seguía yendo y Penco exigió abajo a Pocrnjic. Pero el local comenzó a desinflarse, a frustrarse por tanto desgaste y tan poco rédito en el score. Llegó una acción clarísima leprosa. Maxi habilitó al Gato, que cuando iba a definir lo vio mejor a Scocco, pero Nacho sin arquero mordió el remate y se fue afuera. Increíble.

   Después llegó el pase picante de Nacho y la definición de manual de Maxi, que dejó tendido a Campodónico y la aseguró cruzada. Golazo, 2 a 0, y partido liquidado. Aldosivi sacó la bandera de la rendición. Y la yapa fue el penal a Jacobo Mansilla y la ejecución efectiva del Negro Figueroa.

   Fue un 3 a 0 que sonó exagerado, pero se explica en el poder de fuego leproso. Hay que decir que Newell's lo sufrió en el trámite primero y lo liquidó con categoría en el complemento. Una victoria fantástica para seguir a tiro de Boca. Para que el pueblo leproso alimente la ilusión hasta las últimas consecuencias.

Comentarios