Newell's
Domingo 12 de Marzo de 2017

Newell's se perdió en el conurbano, nunca encontró la pelota y jugó para el aplazo

Perdió las divididas y Defensa lo superó ampliamente en todas las líneas.

Newell's fue una sombra. El equipo de Osella ayer no mostró ninguna de las virtudes que lo ubican como uno de los protagonistas del certamen. En el regreso del fútbol la Lepra se comió un peludo futbolístico de novela ante el desfachatado conjunto de Beccacece, que le hizo precio y lo venció apenas 1 a 0. Una vuelta al ruedo muy por debajo de las expectativas para los rojinegros, ya que más allá de la derrota dejaron una imagen pobrísima, decepcionante. Porque no aparecieron las respuestas defensivas y además fue un equipo apático para atacar. Newell's lució perdido en el sur del conurbano bonaerense y ahora deberá recomponer esa línea de juego sólido y efectivo que tanto rédito le dio en el semestre pasado. Ayer le salió todo mal y lo pagó con una caída inobjetable.

   De principio a fin Newell's fue un manojo de errores, desatenciones, imprecisiones y falta de ideas ante un Defensa que manejó a voluntad la pelota y el territorio. Y si no fue más abultada la derrota fue por la falta de puntería del rival o por los aciertos de Pocrnjic. El rojinegro nunca entró en partido, jamás pudo imponer condiciones, la pelota fue un cuerpo extraño y así lo más lógico era perder, como ocurrió ayer.

   El primer tiempo desde la intención, la intensidad y la ambición fue todo de Defensa y Justicia. Porque el equipo de Varela salió a manejar las riendas del trámite sin vergüenza. Su principal virtud fue que jamás se sintió menos que Ñuls y a puro coraje y con la mayoría de sus jugadores volcados en campo contrario fue al frente. Allí aparecieron los reflejos de Pocrnjic y los cierres providenciales de Domínguez y Moiraghi para despejar al límite cuando se venía la noche.

   En los primeros veinte minutos fue todo de Defensa, que incomodó a Newell's más de la cuenta. El doble cinco Sills-Quignon estuvo desaparecido en acción. Un tándem que no contenía ni generaba juego. Por eso el local arrinconó al rojinegro, que sufrió con un remate alto de Delgado y un tiro bajo de Stefanelli.

   Newell's recién reaccionó con un cabezazo de Maxi, tras un córner de Nacho, que manoteó Arias con reflejos de gato. Después Bouzat le quemó las manos a Pocrnjic y en una réplica aislada Amoroso corrió solo, pero definió sin convicción. Fueron apenas un par de estiletazos leprosos en esa etapa. Muy poco para un equipo que quiere dar pelea arriba. El saldo de los primeros 45', más por predisposición de los equipos que por llegadas claras, fue ampliamente favorable al local.

   En el complemento nada cambió. Se acentuó la supremacía del Halcón. Delgado le abolló los nudillos a Pocrnjic. Y no tardó en llegar la apertura del marcador. Córner ejecutado con rosca por Castellani y la pelota cayó como una fruta madura en la boca del arco para la entrada goleadora de Barboza, que facturó de cabeza.

   Ñuls sintió el impacto aunque el gol no sorprendió a nadie en Varela. A esa altura los hinchas del Halcón se rompían las manos por la propuesta ambiciosa del equipo de Beccacece, que hacía ancha la cancha y movía la pelota con atrevimiento y efectividad. Newell's no salía del aturdimiento. Ni los ingresos de Figueroa, Fértoli y Prediger pudieron detener la hemorragia futbolística.

   Defensa seguía jugando de la mano de un galgo Jonás Gutiérrez indomable en el medio y un delantero como Nicolás Stefanelli que no paró de gambetear y hacer grietas en el fondo leproso. El propio Stefanelli se devoró el segundo en el final cuando su cabezazo encontró las manos de Pocrnjic en una tapada magistral.

   Newell's se consumió en la confusión y jamás estuvo cerca del empate a pesar de que la distancia era de apenas un gol para llevarse algo. Fue un estreno decepcionante. Con mucho para mejorar y con el deber de recuperar la memoria de juego rápido. Fue un primer paso errante en 2017. El rival lo superó en todas las facetas del juego y ese es el principal argumento del duro traspié.

Comentarios