Newell's
Miércoles 28 de Junio de 2017

Newell's pagó el precio de la inexperiencia de muchos jugadores

Newell's, que pareció una reserva reforzada, estuvo a la altura del juego pero falló en los dos arcos y cerró mal un torneo que prometía más.

Fue casi como una reserva reforzada. Hasta con el técnico adecuado, el que la sacó campeona y va por otro título seguido. En un contexto sin presiones además, los pibes de Newell's guiados por los grandes que luego se fueron, y los de Godoy Cruz del ex Lucas Bernardi regalaron noventa minutos de un espectáculo sumamente agradable a la vista, con muchas situaciones. Claro que ahí hizo pesar su bagaje el Tomba, que convirtió dos de las que tuvo, mientras que enfrente se marraron todas. En uno y otro caso, la inexperiencia leprosa jugó su papel. Por eso fue despedida con derrota 2 a 0, en un final que acentuó el tobogán del sprint que lo llevó a quedarse solo con la Copa Sudamericana.

El cronómetro se pulsó por primera vez con un cántico de fondo que habrá que ver si tiene correlación en el futuro de Newell's. El "vamos, vamos los pibes" que atronó en ese inicio acaso sea un indicador de una intención de empezar a promover a los jugadores de las divisiones inferiores que, por decisión de los entrenadores de turno, por escasez de talentos o por una política de club, fueron bastante ninguneados en los últimos tiempos. Aunque también se está pensando en numerosas incorporaciones que podrían taparlos (ver página 5). Se verá.

A los que ayer Juan Pablo Vojvoda les dio la oportunidad, mostraron ganas e inquietud para ser tenidos en cuenta. Claro que los golpes son más que previsibles en una instancia así, además de cierre de campeonato y con el equipo en baja, de puntos y de futbolistas clave que dijeron adiós.

Pese a eso, Newell's se las arregló muy bien para ser el dueño del primer tiempo. Más allá de algún que otro susto inicial, de que a veces Pocrnjic pareció desprotegido, el equipo de Vojvoda atacó más y mejor. Pero no llegó al gol y eso lo condenó. Muy bien Matías Tissera en su debut como titular, aguantando como un 9 en la posición que por momentos le quitó a Scocco y al que le faltó el grito para que sea el estreno soñado. Ahí estuvo una gran diferencia y donde mejor se graficó ese plus que hizo pesar Godoy Cruz. Mientras el pibe cabeceó a las manos de Ramírez un centro excelente de Formica desde la derecha en el final del primer tiempo, el Morro García, en idéntica posición y tras un centro de Garro desde el mismo lugar, la guardó en la red con un testazo fuerte, inapelable, al comienzo del complemento.

Esa conquista desanimó a los pibes, que no parecieron absorber el golpe y jugaron diez minutos de terror, en los que el equipo de Bernardi volvió a llegar a la red. Esta vez fue Javier Correa, el buen delantero tombino, el que alojó la pelota en un ángulo de Pocrnjic.

El 2 a 0 pareció un castigo grande, más porque enseguida llegaron dos tiros en los palos, uno de Valenzuela y otro de Tissera, cuyo rebote Scocco mandó a las nubes en su última intervención en el partido con la camiseta rojinegra. No hubo mucho más. No hubo diferencias en el juego. El Newell's de los más pibes estuvo a la altura del partido. La cuenta pendiente estuvo en los dos arcos. Por eso cerró mal un campeonato que prometía mejores frutos.


Comentarios