Newell's
Domingo 19 de Marzo de 2017

Newell's goleó a Vélez con un hat-trick colosal de Scocco y volvió a la pelea en el torneo

Newell's tuvo una tarde soleada y Nacho, una efectividad tremenda. Y por primera vez con la rojinegra festejó un triplete inolvidable

Los goles son amores y desatan la locura. Es pasión, esa que se eleva a su máxima expresión y nada más importa. Todo queda archivado, olvidado. Al menos hasta la próxima presentación. La imagen de hace una semana quedó diluida y sólo importa el señor resultado. O, como ayer, que toda la atención se posó en los goles de un Ignacio Scocco que hizo todo bien, convirtió un hat-trick, se llevó la pelota y la ovación estruendosa que hizo temblar el Coloso. Una tarde soleada que iluminó a un Nacho que tuvo una efectividad tremenda. Y por primera vez con la rojinegra festejó un triplete inolvidable. Para que lo sufra Vélez y lo goce este Newell's, que nuevamente subió tres escalones en su afán de protagonismo y ubicarse hoy en la segunda posición junto a San Lorenzo (debe jugar ante Godoy Cruz).

Mucha agua corrió debajo del puente durante la semana no sólo por la caída en el reinicio del torneo, sino por la floja producción futbolística ante Defensa y Justicia. Algo que Osella tomó nota y buscó corregir en los últimos días durante la preparación para enfrentar ayer a Vélez. El resultado fue diametralmente opuesto a lo que desarrolló en Florencio Varela hace siete días. Porque el equipo tuvo mayor entrega, mordió en todos los sectores de la cancha, presionó, obligó al error a un insípido Vélez y golpeó con dureza. No lució, pero tuvo eficacia para anular a Vélez y destruirlo a puro goles.

Embed



Newell's fue otro conjunto, pero con la premisa conocida. La de concretar una presión alta y reducirle los espacios al rival. Llevarlo siempre hacia la equivocación. Así lo complicó de tal manera que anuló cualquier intento velezano de ir hacia el arco de Pocrnjic. Y tuvo a un Scocco letal. Primero buscó el hueco, recibió una bocha precisa de Quignon, gambeteó al arquero y rompió el cero a los 8' por primera vez en 2017. Para que la tribuna Diego Maradona se viniera abajo y para que el equipo jugara con mayor serenidad y sin desesperarse.

El rojinegro estuvo bien parado y no dejaba espacios librados al azar. Y recuperaba rápido la pelota, una de las claves principales para la goleada. Así, a pura velocidad, metió una contra letal que concluyó otra vez con Scocco metiendo un derechazo imposible de tapar para Assmann.

Embed


Newell's era mucho más, en realidad como lo fue a lo largo del pleito. Vélez estaba rendido y, encima, sin ideas. Sólo le bastaron 5' del complemento para cerrar el partido con una bombazo tremendo. Nacho tuvo todo el tiempo del mundo para acomodarse y darle de lleno a una bocha que voló con gran velocidad y se estampó por tercera vez dentro del arco de Assmann, quien sólo voló para la foto.

La producción futbolística dio un vuelto total a lo realizado hace una semana, sin un jogo bonito pero compenetrado en lo que debía realizar. El equipo fue intenso, corrió bien la cancha y, sobre todo, anuló a un Vélez desalineado. Y, a la vez, contó con un Scocco lúcido, rápido y con una efectividad terrible. Que lo llevó al hat-trick colosal.

Embed


Comentarios