Ovación
Martes 21 de Marzo de 2017

Negro el 12: Jerónimo de la Fuente se convirtió en un pleno del rugby nacional

Titular en los cuatro partidos que jugaron los Jaguares, el centro destacó que "se nota la madurez que nos dio el tiempo" y adelantó que Reds "será un rival complicado"

El primer año de Jaguares en el Súper Rugby fue lisa y llanamente de aprendizaje. Pagó la incursión en un mundo nuevo con el dolor que dan las derrotas. En los números, de los quince partidos jugados, la franquicia argentina perdió once, aunque hay que hacer la salvedad de que en muchos casos los Jaguares no merecieron perder. Como ejemplos podemos tomar los encuentros ante Sharks, Chiefs, Stormers y hasta con Blues. Después hubo otros donde las diferencias fueron notorias, como Hurricanes y Crusaders. Con relación a la temporada pasada, el plantel que presenta Jaguares este año es muy parecido, son casi los mismos nombres, pero parece ser otro equipo. En cuatro presentaciones sólo cayó ante Stormers (en Ciudad del Cabo) y sumó tres triunfos: ante Lions y Cheetahs en condición de local y con Kings de visitante.

"Creo que se nota la madurez que nos dio el tiempo, más allá de que jugamos el mismo torneo el año pasado ya tenemos la experiencia de saber a qué nos enfrentamos. Arrancamos el 9 de enero sabiendo que teníamos que corregir muchas cosas y creo que se trabajó muy bien durante toda la pretemporada. Nos preparamos para esto. Principalmente sabíamos que teníamos una deuda en defensa y creo que es algo que corregimos muy rápido. En ataque, si bien no es el mismo del año pasado, porque también lo sabemos, de a poco se está pareciendo", destacó el centro rosarino Jerónimo de la Fuente, quien fue titular en Jaguares en las cuatro presentaciones del equipo (elegido para el equipo ideal en la tercera fecha) y jugó en 2016 once partidos para la franquicia argentina.

Un año de experiencia sirvió para que levantaran la vara.

Si. El año pasado era todo nuevo y no es una excusa, pero fue un año de aprendizaje, de mucha presión. Muchos jugamos nuestro primer torneo profesional y todo fue prueba y error. Y con esa experiencia este año lo tomamos de otra manera.

Los viejos errores de a poco van desapareciendo y parece como que el equipo toma más confianza. Vos, ¿cómo lo ves?

Pasa eso. El año pasado teníamos muchas jugadas en las que por tirar la pelota nos perdíamos la oportunidad de marcar. Hoy en día la estamos guardando un poco más, se arriesga, pero creo que somos un poco más criteriosos en el momento de dar un pase o no, o de forzar una jugada. Esos errores que tuvimos el año pasado están, pero de menor manera y no son tan graves.

¿A qué se deben los bajones

al final de los partidos?

Es algo que nos estamos planteando y tratando de buscarle una solución. No sé si es el desgaste físico que nos lleva el hacer el juego que estamos proponiendo, tanto en defensa como en ataque o una cuestión de cabeza, de pensar que el partido puede estar ganado e inconscientemente bajamos el ritmo. Pensándolo un poco creo que es un poco de todo: un poco de desconcentración, de cansancio, de relajación. Es algo que tenemos que seguir trabajando para que no ocurra.

Dos festejos consecutivos, ¿a qué le atribuís la seguidilla?

El equipo está jugando muy bien y estamos con confianza. Como dicen todos "se entrena como se juega", y realmente estamos teniendo buenos entrenamientos que nos dan confianza para llegar al partido del sábado de la mejor manera. Los resultados se ven.

Raúl Pérez destacó cuando arrancó la pretemporada que el lugar en la cancha el sábado se ganaba en la semana.

¿Eso influyó?

Ya desde el año pasado usábamos esa metodología. Creo que la mayor diferencia con respecto al año pasado es que ahora no hay tanta rotación y se está manteniendo la base del equipo, lo que no quiere decir que durante la semana un jugador se relaje porque estuvo en el equipo titular.

Con Lions lo mejor estuvo en ataque y ante Cheetahs justificaron el marcador en la defensa. ¿Qué partido se puede esperar ante Reds?

Yo creo que Reds nos va a complicar un poco más. Es un equipo que mueve mucho la pelota y tiene muchas variantes, con jugadores muy "picantes". Creo que va a ser un partido muy dinámico. Los dos equipos van a proponer mucho juego y el que se equivoque menos en defensa se va a llevar el partido.

¿La ausencia de Quade Cooper los favorece o les es indistinto?

Creo que nos favorece, aunque personalmente me hubiese gustado enfrentarlo. Es un jugador muy importante para Reds y para cualquier equipo donde juegue. Es un distinto, tiene mucha calidad. Creo que ellos lo van a sentir y nosotros deberíamos hacerle sentir esa ausencia en la forma de presionarlos. Esa podría ser una ventaja pero no hay que volverse locos ni subestimar al apertura que juegue.

En el plano personal, parece que este año te cuesta soltarte en la parte ofensiva.

¿Puede ser así?

No. Cambiamos un poco el sistema de juego y estamos más desestructurados. Con la estructura que tuvimos el año pasado, que era un poco más fija, el 12 tenía su lugar y hoy en día estamos entrenando para aparecer por cualquier lado. Quizás es cierto y no se ve tanto esa función del 12 de ser un segundo apertura, porque nos piden otras cosas, como poner la pelota adelante lo más rápido y simple posible. Y es algo que si al equipo le sirve hay que hacerlo y dejar de lado el lugar donde uno quizás se siente más cómodo.

Verdulero fiel

Por más que esté jugando en la NBA del rugby, Jerónimo de la Fuente necesita saber de su verdinegro querido. Tanto es así que ni bien el neocelandés Paul Williams pitó el final y los Jaguares consumaron una nueva victoria fue a preguntar cómo había salido Duendes ante el SIC. Según el mismo relató: "Apenas terminó el partido lo miré a Feli (Arregui), que estaba en el banco, y le hice señas para saber cómo habíamos salido y me levantó el pulgar. Estaba contento y me puse más todavía. Parece que seguimos de racha en la Zanja. Fue una alegría enorme por los chicos, se lo merecen. Ir a una cancha como la del SIC y llevarse un triunfo de la manera en que lo hicieron es muy difícil", concluyó.

Comentarios