Central
Jueves 15 de Junio de 2017

Montero tiene varias dudas y una certeza

Analizará cómo volvió Teo Gutiérrez de la gira y encima Musto sufrió una fatiga muscular. Bordagaray, Herrera y Martínez están en las gateras. Un cambio seguro: Salazar por Menosse.

En la previa de un partido clave y al que muchos en Central tildaron como bisagra, Paolo Montero tiene varios inconvenientes en lo que hace al armado del equipo. La única certeza es que Víctor Salazar, totalmente repuesto del desgarro que lo había marginado durante tres partidos, volverá a la titularidad en lugar de Hernán Menosse, lo que provocará el corrimiento de Paulo Ferrari hacia el lateral izquierdo. Después, son varias las complicaciones que tiene el DT, quien ayer estuvo lejos de poder confirmar los once que estarán desde el arranque en cancha de Banfield. Es que a la baja obligada de Marco Ruben se suma la llegada sobre la hora de Teófilo Gutiérrez y como si eso fuera poco Damián Musto es otro de los que está en duda a raíz de una fatiga en el cuádriceps derecho. De allí las incógnitas sobre si estará el colombiano, si Bordagaray o Herrera tendrán un lugar o si se deberá echar mano a Mauricio Martínez para cubrir la vacante de Musto en caso de que el casildense no llegue en óptimas condiciones.

   El rostro adusto de Montero tras la práctica de ayer hablaba por sí solo de cierto fastidio que le generaba esta situación de intrigas.

   El uruguayo señaló que la baja de Ruben (hoy será operado, ver página 5) no le cambia el panorama en cuanto a la posibilidad de que Teo esté desde el arranque, más allá de alguna implicancia que pueda tener. Es que la semana pasada el técnico había dejado entrever que el colombiano difícilmente pueda ser titular, ya que, como repitió ayer, "un viaje a Europa te destroza".

   La situación de Teo es simple. Anoche llegó a Buenos Aires tras su gira por España con el seleccionado colombiano y lo fueron a buscar para que pueda dormir tranquilo en su casa, pero fundamentalmente para que hoy pueda entrenarse bajo la supervisión del cuerpo técnico. En los dos partidos que jugó Colombia, Teo estuvo en cancha apenas 45 minutos (todo el segundo tiempo contra Camerún, el martes), aunque eso no es lo que más condicione. Lo que se evaluará, junto al futbolista, es el cansancio general que le haya provocado el largo viaje.

   Un análisis que pretenda encuadrarse dentro de la lógica habla de que Teo tendría mayores posibilidades por la ausencia de Ruben, pero Montero relativizó el tema por completo. Nombres para ese puesto hay varios, aunque todo dependerá de si el colombiano finalmente juega. Es que en la práctica de fútbol del martes el entrenador canalla probó con Fabián Bordagaray y Germán Herrera como dupla de ataque. Los dos tienen chances, pero sólo uno tendría lugar en caso de que Teo pueda ser de la partida.

   La complicación que no estaba en los planes y que desestructuró un poco a Montero en estos últimos días fue la fatiga que acusó Musto en el final de la práctica del martes y que hizo que ayer se moviera de manera diferenciada e incluso que no complete el entrenamiento (se retiró antes para realizar trabajos de kinesiología).

   La buena noticia para Paolo es que el estudio que le realizaron al casildense para ver si se trataba de alguna lesión muscular de importancia dio negativo. Ayer ya no sintió molestias, pero igualmente fue preservado.

   La idea del cuerpo técnico es exigirlo en el entrenamiento de hoy por la tarde para ver cómo responde. Las voces consultadas se mostraron optimistas en que finalmente podrá jugar. Por las dudas, Montero ya aclaró que en caso de que no pueda viajar, o al menos ser considerado titular, su lugar será ocupado por Martínez, hoy su reemplazante natural.

   Así, la única certeza que pudo entregar Montero ayer fue el retorno de Salazar. El Tucu ingresó en el segundo tiempo ante Colón, pero antes de eso se había perdido los partidos contra Newell's, Racing y River.

   Por la necesidad de lograr un buen resultado en cancha de Banfield ahora decidió que el equipo tuviera salida con el mismo caudal futbolístico tanto por derecha como por izquierda, algo que sonaba menos viable con Menosse en cancha.

   La charla con Teo tras su retorno de Europa y la evaluación de la condición física de Musto serán los grandes caminos por los que transitará la práctica de esta tarde en Arroyo Seco, la última antes del partido. Recién cuando Montero tenga un panorama más claro de esas situaciones estará en condiciones de definir con qué material podrá contar para ir al sur bonaerense a buscar un resultado que lo mantenga con serias chances de clasificación a la Sudamericana.

Comentarios