Ovación
Sábado 27 de Mayo de 2017

Montero confirmó a Burgos en el lateral derecho para visitar a River en el Monumental

El Flaco pasó del ostracismo al protagonismo en apenas un par de días

Estaba virtualmente en el destierro. Fue condenado popularmente a fin del año pasado de manera casi unánime. Sin embargo, Esteban Burgos no claudicó en el intento por revertir la imagen deportiva. Es cierto que reapareció contra Racing por fuerza mayor. Pero rindió. Con gol incluido si se quiere. Y ahora tendrá la posibilidad de seguir en el equipo desde el vamos. Paolo Montero lo ratificó ayer entre los once apellidos de Central que mañana visitarán a River (ver aparte). El Flaco esta vez pasará a desempeñarse en el lateral derecho ante la baja de Paulo Ferrari. El entrenador auriazul está convencido de lo que puede inyectarle el salteño desde lo táctico. Por eso no dudó en elegirlo cuando tenía la opción de hacerlo regresar a Cristián Villagra, quien sí es un lateral natural. Pero no. Apuntó al zaguero central sin dudar y como para dejar sentado que sabe a la perfección lo que está haciendo.

   "Sí, si Dios quiere Burgos jugará en el lugar de Ferrari", fue la frase que empleó Montero para certificar la continuidad del salteño y despejar así cualquier tipo de especulación. "Estoy contento de poder estar y de sentirme jugador nuevamente", confesó a su vez el defensor en medio del asombro y la alegría que lo envuelve en la actualidad.

   El ingreso de Burgos no es fruto de la casualidad. Reapareció la semana pasada en el Gigante ante Racing. Si bien cometió un penal, a la hora de hacer un repaso por la foja de servicio se destaca que cumplió con su misión.

   Además de no desentonar desde lo futbolístico y lo físico, el Flaco marcó un gol que despejó los fantasmas que habían aparecido cuando había manoteado a Licha López dentro del área. "Pasó de todo en ese partido, pero salió bien", tiró Esteban a la hora de hacer una breve reflexión en su reestreno.

   "Estoy contento de poder participar y tener el respaldo de Paolo (Montero) sobre todo. Lo más importante es estar con confianza. Y eso es impagable para un futbolista. Dentro de todo estoy mejorando y tratando de estar bien en el día a día", acotó.

   A la vez que el entrenador no anduvo con misterios cuando se lo consultó por la elección que hizo en este caso y el rol que deberá emplear su elegido en el Monumental. "Es bueno técnicamente. Tendremos salida", exclamó el uruguayo sin dramatizar como lo hacen muchos hinchas en la previa. "Le pedimos lo mismo que al resto, que esté concentrado porque será un partido muy duro. No podremos descuidarnos", acotó el DT.

   Mientras que el salteño argumentó que "las ilusiones de jugar siempre están. En este caso sé que lo haré por las tarjetas amarillas del Loncho (Ferrari). Pero juegue donde que tenga que hacerlo, lo haré y le meteré para adelante. Si bien no es mi puesto, hablando con el resto le daremos solidez a la defensa como primera medida", concluyó.

   Mañana tendrá la chance de ratificar que lo hecho ante la otra Academia en Arroyito el domingo pasado no fue obra de la casualidad. Que la fortaleza mental fue el pilar principal que lo mantuvo vivo deportivamente desde que comenzó el año. Porque sabía que arrancaba bien desde el fondo. Y no de la defensa precisamente.

   Por eso, Paolo Montero le apuntó de nuevo. Claro que esta vez para que se muestre en el lateral derecho y como un verdadero gladiador ante River. Dependerá de Esteban Burgos. Como ante Racing, claro está.

Comentarios