Ovación
Viernes 26 de Mayo de 2017

Méritos presentes y un cuello de botella

Que el árbol no tape el bosque. Los hinchas de Newell's deben sacarse el sombrero con este plantel que dio mucho más de lo que ellos mismos creían...

Que el árbol no tape el bosque. Los hinchas de Newell's deben sacarse el sombrero con este plantel que dio mucho más de lo que ellos mismos creían, que alcanzó el objetivo del promedio planteado (hoy está en 1,4000 clavado), que hasta el partido de La Bombonera peleó el título (y aún las matemáticas le mantienen las expectativas) y que hoy está clasificado a la Copa Libertadores. Deben aplaudir a Diego Osella por la campaña que armó con los nombres sin peso que trajo para la temporada y a Eduardo Bermúdez por haber sido el único de seis presidenciables que lo bancó a mitad del año pasado. Y a los referentes y el plantel que soportaron todo sin cobrar lo que les corresponde. La vida siempre es presente, pero en él también hay cosas para decir que hacen presumir un futuro de interrogantes.

La sanción al Coloso quedará como un pésimo antecedente, donde no hubo que lamentar peores consecuencias de casualidad. Aunque no por las mismas causas, Newell's viene marcado por el germen de la violencia desde hace mucho tiempo y no se puede crecer en él. Es el club además que hace más está judicializado y que tiene un ahogo económico importante, no sólo por el desaguisado de la AFA que retuvo derechos de TV, sino porque no genera recursos clave, que en el fútbol profesional significan promover jugadores de las inferiores y luego venderlos.

El pase de Ezequiel Ponce aparece demasiado lejano, los de Casco o Urruti parecen hasta irrelevantes, y ni hablar los de Unsain y Valenzuela, del Sub 20, del que muchos hablan y ni es conocido en la primera. Y ahí está el problema futbolístico importante que hace mirar lo que vendrá mínimamente con preocupación.

Al nuevo proyecto de Mackey hay que darle tiempo, pero a los anteriores se les dio muchísimo y a primera no llegaron jugadores ni en cantidad ni en calidad suficientes. Y llama mucho la atención que la reserva sea el campeón, lidere este campeonato y la primera sigue prescindiendo de sus jugadores. Es un proceso en el que no aparecen recambios, donde se recurre a futbolistas "económicos", donde el decisivo Maxi Rodríguez tiene 36 años y Scocco va a cumplir 32. Donde ya no hay varios jugadores en Europa que podrían volver.

Se pueden hacer buenas campañas igual. Este Newell's lo prueba, pero difícilmente formen parte de un proceso virtuoso desde donde perpetuarse. Sin menoscabar los méritos presentes, asoma un cuello de botella, de esos que traen un futuro de dificultades.

Comentarios