Ovación
Domingo 08 de Octubre de 2017

Mendoza le dio todo el apoyo al equipo argentino

El Malvinas tuvo un gran marco pese al mal año de la selección. Hasta hubo acompañamiento de los rosarinos

Si algo es un hecho con Los Pumas es que, en las buenas o en las malas, el público los acompaña siempre. Y el interior lo hace especialmente. Lo remarcan sobradas veces los propios jugadores, muchos de ellos surgidos justamente de las uniones más allá de Buenos Aires. Ayer, el estadio Malvinas Argentinas, volvió a apoyarlos como en los partidos que jugaron en 2014 y 2015. Y con el recuerdo latente, toda la semana, de la primera victoria en el Rugby Championship, aquí mismo ante Australia en ese 2014 venciendo 21 a 17. En 2015 fue caída 34 a 9.

El mundialista mendocino lució a pleno (30 mil 256 personas anunció la voz del estadio). Incluso con el partido ya iniciado fueron varios los grupos de rezagados que pudieron ingresar.

Una hora antes del encuentro entraron al campo de juego los primeros pumas para hacer los movimientos precompetitivos y surgieron tímidamente los también primeros aplausos. Para cuando Los Pumas y Wallabies estaban "calentando" más intensamente llegó la diversión a las tribunas con pelotas ovaladas inflables que el público trató de dominar, aunque fuese con el fin de divertirse o por llevarse una foto.

El del himno, como ya es tradición con este seleccionado, fue uno de los momentos especiales con el marco tan particular que le da la caída de la noche y todos los celulares encendidos en las tribunas. Ni qué hablar si se vio el encuentro desde las alturas, porque las montañas de fondo le dieron un tono aún más pintoresco.

Con el partido en marcha, la gente fue tan protagonista como los jugadores empujando con el aliento como un hombre más en un scrum. Y a estos Pumas, que durante toda la temporada se desmoronaron mucho desde lo anímico, por momentos le vino bárbaro.

En las adyacencias del Malvinas, el repertorio de siempre, ya sea por presentación de Jaguares o Pumas: juegos interactivos, food tracks y merchandinsing. Mucho de esto último. Del oficial dentro del predio oficial. Del otro un poquito más afuera, en las calles del parque San Martín.

Rosario estuvo presente y los que no llegaron de manera individual lo hicieron en grupo, como los chicos de Duendes o Plaza, quienes colgaron banderas correspondientes.

Comentarios