Ovación
Viernes 19 de Mayo de 2017

Matías Rossi y Toyota son piloto y equipo a vencer

Matías Rossi, quien ganó dos veces en el Fangio, y Toyota asoman como los candidatos a quedarse con la doble carrera

Matías Rossi, quien ganó dos veces en el Fangio, y Toyota asoman como los candidatos a quedarse con la doble carrera

El gran show arrancará mañana. La adrenalina y pulsaciones siguen subiendo minuto a minuto. La previa invita a la vez a hacer un repaso en los archivos en la foja del cada vez más significante Juan Manuel Fangio. Y a simple vista sobresale un dato que puede ser la punta del iceberg. Matías Rossi es por ahora el verdadero dueño del asfalto rosarino. El Granadero se quedó con dos de las seis finales que ofreció nuestro autódromo. Fue el gran vencedor en 2013 y 2016. A eso hay que sumarle un plus. Lo hizo siempre piloteando un potente Toyota Corolla. Y eso lo erigen en la previa como los máximos favoritos para abrochar esta novedosa y debutante doble carrera denominada Grand Slam, que ofrecerá la 4ª fecha del Súper TC2000 durante este fin de semana, que pinta para que sea una fiesta de alto voltaje.

El ahora Toyota Gazoo Racing Argentina tiene todo listo para poner en pista a sus destacados embajadores. Matías Rossi, Gabriel Ponce de León, Matías Milla y Bruno Etman serán los responsables de defender a la marca japonesa en uno de los trazados que mejores le sientan a la terminal. Al menos así los números lo certifican: tres triunfos, seis podios y una pole.

No obstante, Rossi es el piloto a batir por más que el bermudense Fabián "Patito" Yannantuoni (Peugeot 408) venga de meter el 1 en Mendoza con total autoridad. Porque en la mayoría de las veces que aceleró cuando se encendió la luz verde del semáforo, el Misil dio sobrada muestra de conocer a la perfección cada metro del Fangio.

No en vano ganó dos veces. Y en ambos casos arriba de un Toyota, que también obtuvo el primer triunfo aquella tarde histórica del 22 de abril de 2012 de la mano de Mariano Werner, quien ahora comanda la tecnológica especial con un rugiente Peugeot 408, en la reinauguración de nuestro trazado.

Sin dudas, tanto para el líder entrerriano como para los escoltas Agustín Canapino (Chevrolet) y Facundo Chapur (408), o los perseguidores Leonel Pernía (Renault Fluence), Fabián Yannantuoni (408), Facundo Ardusso (Renault Fluence) y Manuel Urcera (Citroen C4 Lounge), bajar a Matías Rossi y a la casa nipona será la misión en esta doble final y puntaje que pondrá sobre la pista la categoría entre mañana y pasado.

Los tuercas podrán calmar la ansiedad hoy mismo cuando el Fangio abra sus puertas de 17 a 19 para recibir a la familia en general en la tradicional jornada de "Boxes Abiertos", donde podrán charlar con los pilotos, además de sacarse fotos y pedirle autógrafos.

Sin dudas, la ciudad ya vive esta nueva experiencia sobre cuatro ruedas. A pocos le interesa que el Fangio sea por ahora el circuito más corto que tiene el país, ya que en breve pasará de 2595 metros a 3500 metros porque así está estipulado.

Se viene un fin de semana apasionante. Habrá dos clasificaciones y dos finales. También puntaje especial. Eso sí, en esta jornada se archivarán las penalizaciones por posición de campeonato, con lo cual el resultado de cada clasificación ordenará directamente la grilla de cada carrera.

Por lo tanto, los pilotos tendrán en claro que ahora más que nunca clasificar bien será el eje fundamental en una pista que no ofrece prácticamente lugares de sobrepaso. Como también que bajar a Rossi y Toyota será el quid de la cuestión.

Comentarios