Ovación
Martes 20 de Marzo de 2012

Mary Terán de Weiss, la tenista rosarina maldita por peronista

Otra vez se ignora mencionar con el nombre de la tenista más grande surgida en Rosario al estadio porteño de la Copa Davis. Su  vida estuvo siempre vinculada al peronismo, por eso padeció diferentes privaciones y terminó suicidándose en 1984, a los 66 años.

Mary Terán de Weiss siempre molestó. Su intención de transformar al tenis en un deporte popular nunca les agradó a los sectores más acomodados.

A 28 años del suicidio de la tenista más grande surgida en Rosario, continúa generando malestar. Desde hace tiempo, el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y la Asociación Argentina de Tenis se niegan a denominar con su nombre al estadio donde se juega la Copa Davis, ubicado en el Parque Roca. Esa misma situación se repetirá para la serie de cuartos de final entre Argentina y Croacia (6 al 8 de abril).

El Movimiento Social del Deporte (MSD Capital Federal) emitió un duro comunicado por omitirse en los tickets de las entradas y también en las gacetillas la denominación real del estadio. “La Asociación Argentina de Tenis sigue agraviando la memoria de la tenista Mary Terán de Weiss y el macrismo los apoya, desoyendo las recomendaciones del Inadi (Instituto Nacional contra la Discriminación, Xenofobia y el Racismo)”, dice un párrafo del comunicado del MSD, integrado por diferentes dirigentes, entre otros Fernando Aren, miembro permanente del Comité Olímpico Argentino; Jorge Becerra, vice del Centro de Estudios e Investigación del Deporte (Ceid); Graciela Fernández, abogada especialista de derecho deportivo; Víctor Lupo (ex subsecretario de Deportes de la Nación y ex director de Deportes de Buenos Aires; el actor Edgardo Nieva; y el periodista Hugo Lencina.

No es novedad este reclamo. En marzo de 2011, el Ceid denunció en el Inadi al gobierno de Buenos Aires por discriminación ideológica y de género al omitir el nombre de Mary Terán de Weiss.

Si bien el Inadi consideró que no era posible acreditar discriminación, le sugirió al gobierno de la ciudad que use el nombre de la ex tenista impuesto al estadio por la Ley 2.502 de 2007, votada por unanimidad por la Legislatura porteña a partir de un proyecto de la diputada Ana Suppa.

Pero las omisiones se siguen repitiendo. En los tickets confeccionados por la Asociación Argentina de Tenis para la serie contra Croacia se menciona al estadio como Parque Roca, cuando en realidad ese es el espacio físico en el cual se encuentra enclavado el escenario de la Copa Davis. Y el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires es responsable de esa falta por no hacer cumplir la ley.

Como ocurrió a lo largo de su vida, Mary Terán de Weiss sigue molestando. Por eso tratan de silenciarla.

La rosarina maldita

La vida de Mary Terán estuvo vinculada al peronismo. Por eso padeció diferentes privaciones. Su nombre era María, pero para todos fue Mary. Nació en Rosario el 29 de enero de 1918 y empezó en el tenis desde chica en el club Rowing, donde su padre era el buffetero.También jugó en Atlético del Rosario.

Si bien nunca se definió como peronista, trabajó en la ciudad de Buenos Aires para hacer del tenis un deporte popular, colaborando con la formación de diferentes escuelitas para chicos humildes. La ropa y las raquetas eran provistas por la Fundación Eva Perón.

Cuando Perón fue derrocado, la Asociación Argentina de Tenis le solicitó a la Federación Internacional que le prohibiera participar del circuito internacional. Ese pedido se rechazó.

Exiliada en España, sus bienes fueron incautados por el gobierno militar. Volvió al país en 1963 y representó a River. En ocasiones, sus rivales no se presentaban para no tener que enfrentarla. Nunca se calló y en 1980 promovió una campaña de apoyo a Guillermo Vilas a partir de un comunicado de la AAT que calificaba al marplatense “de ídolo de barro”.

En diciembre de 1984, ella se arrojó desde un 7º piso de un edificio de Mar del Plata. Tenía 66 años. “Estaba cansada de sufrir tantas injusticias”, le comentó alguna vez su sobrino Alfredo Terán a este cronista.

Comentarios