Ovación
Domingo 27 de Agosto de 2017

Martínez jugó para "10 puntos"

El improvisado zaguero sufrió un corte en la cabeza, fue reemplazado y sometido a estudios.

Mauricio Martínez llegó a Santa Fe con el rótulo de un actor principal, al que había que seguirles de cerca los pasos. No por el hostigamiento que podía sufrir de parte de los hinchas de Colón (jugó en Unión), sino por ese traje de marcador central que Montero le puso durante la pretemporada y que no le sacó para este debut. Y fue uno de los principales actores, pero por otro motivo. Producto del corte que sufrió en el amanecer del partido, que le provocó un fuerte mareo en el complemento por el que no sólo debió ser reemplazado, sino trasladado a un sanatorio para realizarle estudios. La tomografía arrojó un buen resultado y luego de la misma se fue a la casa de sus padres, donde pasará el día de hoy.

En una de las primeras jugadas del partido Martínez chocó con el Colo Gil y el impacto le provocó un corte en la nuca, por lo que tuvo que ser vendado primero para luego aplicarle diez puntos de sutura.

Tras el partido fue trasladado al sanatorio Santa Fe, donde le realizaron un tomografía, pero más que nada a modo de precaución. Pasada las 20, el médico Marcos Diez lo acompañó a su casa.

¿Futbolísticamente? No pasó sobresaltos, a excepción de una jugada en la que la pelota le rebotó en la espalda y habilitó a Leguizamón. En general estuvo atento e incluso cruzó varias veces la cancha para cerrar por derecha. En el complemento, después de lo que fue su mejor intervención en el partido (cortó sobre la izquierda y salió jugando de gran forma) se tiró al piso porque sintió un fuerte mareo (en su lugar ingresó Marcelo Ortiz).

La apuesta de Montero resultó. En lo que había que examinarlo, cumplió, pese al corte, la sutura, el mareo y la internación. Para Martínez fue un partido de diez puntos.

Comentarios