Ovación
Miércoles 19 de Abril de 2017

Mandan en la AFA y la superliga

Tapia y Angelici se quedaron con todo tras la renuncia de Tinelli.

Todos los temas que se hablaron ayer en la AFA fueron de vital importancia. La negativa de varios clubes a ceder jugadores para el Mundial Sub 20 y la inminente contratación de Jorge Sampaoli al frente de la selección nacional fueron sólo charlas de pasillo. En cambio, la renuncia de Marcelo Tinelli y la muerte del hincha de Belgrano, con sus derivaciones en modo de sanción que seguramente vendrán para el club cordobés (ver páginas 8 y 9), fueron las cuestiones tratadas oficialmente en la nueva reunión del flamante comité ejecutivo. Este último tema se derivó al tribunal de disciplina, que cumplirá los plazos legales y le dará tiempo de descargo al club cordobés. La otra cuestión vital, sobre cómo se sigue sin el ex vice de la comisión de selecciones nacionales, también ahora ex directivo de San Lorenzo y ex opositor al presidente afista Claudio Tapia, acaparó también la atención y sirvió para ver quién tomó el poder del fútbol argentino.

Tinelli fue designado al frente de la entonces llamada "secretaría" de seleciones nacionales en el último tramo de la conducción de Armando Pérez, al frente de la intervención de la AFA. Fue con la venia de Tapia, que por entonces ya era seguro ganador en unas elecciones que sólo a él lo tenían como protagonista. Pero ya en el mando, y después de despedir a Edgardo Bauza de la selección, ese mismo día se anunció que el presidente de la AFA y Tinelli viajarían a Europa dos días después, ahora con el primero a cargo de la refundada "comisión" de selecciones nacionales y el conductor televisivo como vice. Es decir, ya sin el poder que se le había dado con Armando Pérez. Casualidad o no, Tinelli no viajó y acusó problemas de salud tan importantes que además lo hicieron renunciar a ese cargo y pedir licencia de 18 meses en San Lorenzo.

Trascartón, ayer el vice de la AFA, Daniel Angelici, lamentó con corrección la deserción pero dejó en claro que el mando de la superliga que le habían prometido a Tinelli (y por ende la caja de la primera división) no será para otro dirigente, le cerró la puerta al socio del showman, el presidente de River Rodolfo D'Onofrio, y señaló que el manejo "estará a cargo de un profesional". ¿De qué? No se sabe.

Tinelli quiso agrupar voluntades pero mucho más tarde que Tapia y no llegó a conformar una lista para competirle. Cuando fue evidente que no tenía cabida, aceptó un cargo desde el cual entendió que podía hacer pie pero rápidamente quedó opacado. Ni el mando de la superliga ahora asumirá como en teoría le habían prometido. El presidente de la AFA y Angelici mostraron sin dudas quiénes son los que mandan.


Comentarios