Ovación
Lunes 04 de Septiembre de 2017

Maidana: "Dudamel prepara al jugador de manera especial"

El defensor rosarino, surgido de Rosario Central, conoce a fondo el fútbol venezolano y al entrenador de la vinotinto.

Forjó gran parte de su carrera profesional en el ámbito internacional. Su identidad futbolera está vinculada a Venezuela, el rival inmediato de la selección nacional que comanda el casildense Jorge Sampaoli y que capitanea el rosarino Leo Messi. "A ese país le debo todo. Allá me dieron la chance que no pude tener acá", arranca Marcelo "Chelo" Maidana. "Mi renacer deportivo fue en Venezuela", acota el defensor surgido de Central bajo el ala de César Menotti y que en suelo vinotinto juguó "seis copas Libertadores. Tres con Deportivo Lara y las otras con Deportivo Italia, además de haber salido campeón varias veces". También fue nombrado cuatro veces como el mejor marcador central. El Chelo se pegó la vuelta hace dos años luego de casi una década. Hoy en día defiende los colores de Huracán de Chabás. Pero recibió a Ovación para brindar un pantallazo del elenco que mañana se presentará en River por las eliminatorias. Aunque hay algo más. Es que conoce bien al entrenador Rafael Dudamel.

¿Cómo es la mentalidad de Dudamel?

Es un técnico que lee mucho los partidos. Analiza al rival y prepara al jugador de manera especial. De eso doy fe porque lo viví en carne propia cuando me dirigió durante casi un año. Te mentaliza y trabaja a una intensidad que acá no se ve, pese a que este es un fútbol muy competitivo.

¿Qué tiene el DT que te hace pensar que Venezuela puede hacerle fuerza a Argentina?

Trabaja muy bien. Es muy meticuloso. Tiene un gran cuerpo técnico. Venezuela cambió mucho en los últimos años en cuanto a su manera de entrenar. Tengo además el gusto de conocer a este cuerpo técnico porque los tuve en Deportivo Lara, pero ya venían como cabeza de equipo en los seleccionados juveniles. Sé cómo piensan y lo que pueden dar. No es casualidad además que el Sub 20 haya llegado a la final del Mundial hace poco. A Dudamel le gusta entrenar también en la altura. Por eso es que se van a Mérida cuando pueden.

¿Cuando estabas en Lara también iban a Mérida o sólo comenzó a ir con la selección?

No, cada vez que podía nos llevaba a trabajar allá. Lo tuve como entrenador durante un año.

¿Se puede decir que agarró un fierro caliente tras la renuncia de Noel "Chita" Sanvicente, que a su vez tiene otro estilo de trabajo?

Por supuesto. Después de que Chita renunció, había incertidumbre sobre quién podría llegar a agarrar el seleccionado. Era como que nadie quería asumir por la situación que atravesaba el equipo. Pero como Rafa había hecho un gran papel con el Sub 20 primero y Lara después, le dieron la chance de asumir y se hizo cargo de un día para el otro. Más allá de que por ahí uno ve la tabla de eliminatorias y observa que Venezuela está último, lo cierto es que es un técnico muy meticuloso. Es de viajar para reunirse con los jugadores que están en el exterior y además trata de darle su impronta ofensiva al seleccionado. Lógico que por ahí los resultados no vienen siendo los deseados, pero nadie puede dudar de que hubo un cambio luego de su llegada.

¿Es casualidad que haya citado a muchos jugadores del ámbito local?

No, al contrario. Les da y seguirá dando chances a los jugadores que están en el fútbol local. En ese sentido, mira mucho y valora mucho a los futbolistas que juegan en la liga.

¿Qué trato tiene con los jugadores?

Es de hablar mucho y darle mucha confianza. Está en todo momento pendiente del jugador. Trata de sacarle toda la información posible. Le pregunta además dónde se siente más cómodo también. Tiene eso, intenta llegarle mucho al futbolista. Se ocupa de casi todo.

¿Apunta al Mundial de Qatar de lleno?

Creo que sí. Por algo tiene muchos jóvenes en el plantel. Hay varios que vienen de jugar en el Mundial Sub 20 como también hay otros que son juveniles y militan en el torneo venezolano. Están adquiriendo experiencia a una edad muy corta. No tengo dudas de que la próxima eliminatoria será muy distinta a esta, que está último. Me atrevo a decir que todos volverán a hablar de la vinotinto.

¿Y no podía haber apuntado a otra cosa cuando asumió en abril del año pasado?

Pasa que no era fácil. Creo que hoy en día no hay un objetivo inmediato. A eso hay que sumarles los problemas sociales que hay en el país. La gente busca emigrar y los jugadores tratan de ser vendidos. Es muy difícil jugar un partido en Venezuela hoy en día. Con todos los inconvenientes que hay, la liga sigue como si nada. No se para por nada.

¿No se para por el gobierno de Maduro?

Y, en gran parte es así. La federación se rige por el gobierno y es complicado parar el torneo. Sea por los problemas sociales muy duros que hay y que no se ve realmente lo que pasa, como también por las deudas que pueden tener los clubes con los jugadores. No es sencillo estar allá.

¿O sea que para Dudamel no será sencillo tampoco apuntar a futuro si continúa este gobierno?

Ojalá que sí porque es una persona que trabaja muy bien y los jugadores se merecen lo mejor porque, pese a todos los problemas que atraviesa el país, donde hay desabastecimiento y muertes, se ponen la camiseta y tratan de hacer lo mejor posible. Además, hay una gran camada de futbolistas que van a dar mucho de qué hablar. Incluso algunos ya están demostrando su capacidad en Europa. En ese aspecto, se merecen lo mejor. Es un país muy lindo con gente muy cálida. Pero a la vez, estar en la piel del jugador es muy complicado en estos momentos.

A eso hay que agregarle que jugaste y conocés a varios que serán titulares ante Argentina.

Es así. Conozco a casi todos. Sea por haber compartido equipo como a Jhon Chancellor o haberlos enfrentarlos, tales los casos de Josef Martínez, que juega en el equipo del Tata Martino, Tomás Rincón o Salomón Rondón, que es un gran jugador.

¿Hablaste con algunos de ellos en estos últimos días?

Sí, casualmente el otro día hablé con Chancellor. Es un defensor muy duro. Con él logramos muchas cosas en Deportivo Lara.

¿En ese tiempo fue cuando Lara llenaba estadios como nunca había pasado en el fútbol venezolano?

Claro. Llegamos a meter 45 mil personas en un partido. Fue un hecho histórico porque allá el deporte popular es el béisbol. Sin embargo, Lara hizo una gran campaña y la gente se había copado muchísimo. Llamó la atención a todo el país que siempre teníamos el estadio casi lleno. Incluso ni la selección aún pudo romper el récord que tenemos. Y hablamos de la selección, que años atrás era la sensación de Sudamérica.

¿Y por qué no la llenan?

Porque el deporte popular es el béisbol y luego el básquet. Sí hay que reconocer que cuando estaba César Farías la gente iba porque venía de hacer una gran Copa América. Pero más allá de eso, quien marcó un antes y después fue el Pato Pastoriza. En el tiempo que estuvo le dio otro plus al seleccionado. Incluso los jugadores iban con más ganas porque habían logrado ser reconocidos. Le mejoraron los campos para entrenar como también los hoteles de las concentraciones. Todo gracias al Pato. Y en Venezuela eso lo tienen en claro. Hizo respetar al futbolista. Les cambió la mentalidad a todos también, sean jugadores como directivos. Construyó mucho. Más de lo que se pueden imaginar. Hay que estar y vivir allá para ver o enterarse de los progresos que hubo tras su paso por el seleccionado.

¿Y qué representa Venezuela para vos?

Uh, es mi segunda casa. Le debo mucho. Por eso me duele ver a gente amiga que no tiene para comer o sufre desabastecimiento. Es muy duro ver al país así. Me mandan videos donde la gente busca comer algo en la calle. Y eso me duele. Ni hablar de las muertes que hay. Es muy difícil ver así a ese hermoso país.

¿Influye eso en la cabeza del jugador?

En parte creo que sí porque tienen familiares. Si bien muchos están en el exterior y no sienten tanto lo que está pasando, lo cierto es que cuando llegan al país para sumarse a la selección es como que ven la realidad. Pero bueno, creo que más allá de todo esto, el martes el equipo hará todo como dejar bien representada a la nación, pese a que Argentina tiene un gran potencial.

Comentarios