Ovación
Viernes 23 de Junio de 2017

Los de Vojvoda esperan un milagro

Si era difícil superar a dos equipos en la última fecha, ni hablar de hacerlo con tres: Newell's debe vencer y aguardar que pierdan todos.

¿Difícil? Casi imposible. ¿Puede darse? Sí. ¿Qué debe pasar? Newell's está obligado a ganarle a Godoy Cruz, y como mínimo por dos goles. Pero con eso no le alcanzará. También deberá perder San Lorenzo (como visitante de Talleres). Lo mismo tiene que suceder con Racing (en cancha de Banfield). Y como no hay dos sin tres, Independiente es el otro que debe perder, pero en su cancha frente a Lanús. Igual, ni así sacará el pasaje a la Copa Libertadores. ¿Por qué? Ahí entraría a tallar la diferencia de goles con el Granate y con el Diablo, porque quedarían debajo azulgranas y racinguistas. Es que se produciría un empate en 52 puntos entre 5 equipos.

En relación a Newell's, sólo queda un puesto vacante para clasificar a la Copa Libertadores 2018, porque pese a que Banfield (54) perdió no podrá alcanzarlo, porque con la victoria ante Godoy Cruz por 2-0 Estudiantes llegó a los inalcanzables 53 puntos del Pincha. Y el campeón Boca (60) y el segundo River (55) también están fuera de distancia.

Claro que no fue la derrota en la tarde de ayer en Córdoba la única culpable de esta situación adversa para los rojinegros. Viene de arrastre. De sumar solamente 4 puntos de los últimos 21 en juego.

Aunque sin duda influyó. No demasiado si hubiese igualado 1-1 como pasaba hasta el minuto 90 (el 2-1 Pirata). En ese caso cambiaba la mano, porque a Ñuls le hubiese alcanzado con que empataran sus rivales directos para pelearles con la diferencia de goles. Porque en ese caso hoy los de Vojvoda tendrían 50 puntos y no 49. Pero no pasó. Como tampoco sucedió lo que era de esperar el domingo pasado, cuando la Lepra dejó escapar en el Coloso dos puntos de la victoria que ya tenía casi en las manos.

¿Vale mirar atrás? Realmente no. Al menos hoy. Sólo serviría para lamentar más la pérdida de unidades que hoy lo tendrían a un paso de la Copa.

Entonces, a mirar hacia adelante. A lo que queda. A ese milagro al que debe aferrarse el plantel rojinegro que llegó hasta el límite para dar el paso internacional más importante.

A ese sueño que parecía asegurado allá por la 22ª fecha, cuando con el 1-0 en el Tomás A. Ducó ante Huracán, el 29 de abril, había alcanzado momentáneamente en la cima a Boca (en 45 puntos), que en esa jornada luego ganó.

¿Existen los milagros? Sí. Aunque en el fútbol suelen darse pocas veces. Más cuando en él influyen cuatro resultados.

¿El mejor de los casos? Una derrota de San Lorenzo ante Talleres sin importar la diferencia; otra de Racing con Banfield, de la misma manera; otra de Independiente con Lanús por dos goles y, obviamente, una victoria de Newell's por dos tantos sobre Godoy Cruz.

¿Cómo quedarían? Igualados en el quinto puesto en 52 puntos, con la Lepra en ese lugar y diferencia de goles de +14 (42 a favor con un 2-0), Independiente +14 (38 goles propios), Lanús también con +14 (37 goles propios), San Lorenzo + 10 y Racing con +8.

¿Alguna otra chance? Sí, también remota y a esperar en el tiempo. Si River y San Lorenzo salen campeones de la presente Libertadores liberarán un cupo. Claro, Newell's debería terminar sexto.

Y si nada de esto sucede, al menos el rojinegro igual estará en una competencia internacional en 2018 porque tiene asegurado un lugar en la Copa Sudamericana. No es lo mismo, pero tampoco para despreciar si el milagro no aparece el martes por el parque Independencia.

Comentarios