Central
Domingo 13 de Agosto de 2017

Los pibes de Central golearon 5 a 2 a Atlético San Jorge en el Gigante y se metieron en la final

La reserva hizo lo que debía. Y se insertó sin excusas en la final de la Copa Santa Fe, producto del 5 a 2 que supo conseguir en el Gigante. Ahora buscará el título provincial ante Atlético de Rafaela.

Central dio con su mejor perfil: el de ganador. Le alcanzó para marcar la diferencia con mostrar apenas un intermitente destello de fútbol asociado. Esta vez no fue tan prolijo. Pero el principal argumento que mostró para despachar a Atlético San Jorge fue la contundencia. La reserva hizo lo que debía. Y se insertó sin excusas en la final de la Copa Santa Fe, producto del 5 a 2 que supo conseguir en el Gigante. Ahora buscará el título provincial ante Atlético de Rafaela. Los pibes pueden dar la nota cuando llegue ese momento. Porque así lo vienen demostrando los apellidos que están bajo el signo de Leo Fernández.

   Otra vez entendieron que dependían de sí mismos para continuar avanzando. Los juveniles auriazules no brillaron como en otras ocasiones. Pero tampoco padecieron sobresaltos contra el uruguayo, que venía invicto en lo que va del año. Sí, más de 30 partidos sin besar la lona. Todo un mérito.

   El resultado fue abultado. Y engañoso en algunos puntos. Porque el desarrollo en sí mostró más amagues de lo que generó realmente en el rubro osadía ofensiva. No obstante, la primera situación clara la generó el dueño de casa.

   Agustín Coscia tuvo todo para liquidar a Mendonça. Pero el remate del atacante salió torcido. Tanto como el de Diego Becker antes del cuarto de hora. Claro que no todos fueron tan defectuosos. Porque cuando López Pissano le entró con un potente disparo cruzado, el arquero uruguayo tuvo que esforzarse más de lo imaginado con sus manos para evitar la hecatombe.

   San Jorge dio signos de estar vivo a los 21' mediante un disparo de Novero, el único jugador surgido de la cantera visitante que salió desde el vamos a jugar esta cita.

   Pero a la 26' Protti puso la casa en orden. Facundo Rizzi mandó un centro preciso y punzante al área chica, y ahí apareció el goleador canalla para abrir la cuenta mediante un cabezazo letal.

   Antes de ir al descanso, López Pissano hizo lucir una vez más al arquero rojiverde. Central dominaba, pero tampoco de manera contundente porque cometía muchas imprecisiones. A tal punto que estaba como desparramado en cancha. Ni los incesantes gritos de Leo Fernández hacían efecto. Y si el rival no facturó antes de ir al descanso fue porque el grandote Barreyro no pudo capitalizar la acción que generó.

   El complemento comenzó como para hacer una siesta gigante como el estadio. No obstante, a los 13' Andrés Lioi despertó del letargo, frotó su capacidad de resolución y le puso la pelota en la cabeza a Coscia para que el 9 decretara el segundo tanto de la tarde canalla.

   Cuando todo parecía indicar que el partido estaba planchado y sólo había que esperar el campanazo, Protti definió con clase y estirpe goleadora para marcar el 3 a 0. Mientras algunos auriazules seguían en medio de los festejos, el recién ingresado Palavecino clavó el 4 a 0. Ahora sí, ya no había más nada por hacer para la visita. Sólo era cuestión de tiempo.

   De que el cronómetro avanzara y todo acabara. De la mejor manera para este puñado de juveniles que siguen creciendo a paso ganador. Y, sin darse cuenta, llegaron a la final. Porque leyeron mejor el partido y tuvieron más actitud que este Atlético, que aguantó hasta donde le dio la nafta, pese a que descontó vía Soloaga (74') y Femenia (77') cuando estaba todo cocinado. Porque ni el 5 a 2 de Diego Becker movió la balanza de las posibilidades.

   Central salió ileso otra vez. Y llegó a la final. La cuarta al hilo (las otras fueron por Copa Argentina) Como pretendían jugadores y cuerpo técnico desde que comenzaron a incursionar en este certamen. Cuando llegue el momento tendrá que batallar en un doble desafío con Atlético de Rafaela. Aunque estos pibes ratificaron que no son ningunos pichones y no pararán hasta conseguir este trofeo.

Comentarios