Central
Domingo 30 de Abril de 2017

Los canallas reciben a Aldosivi con la idea de volver a izar la bandera del triunfo

Para Central no todo se trata de ganar. También de reforzar ideas. Potenciar cuestiones básicas y de fondo. Sea desde lo táctico o técnico.

Para Central no todo se trata de ganar. También de reforzar ideas. Potenciar cuestiones básicas y de fondo. Sea desde lo táctico o técnico. La actualidad le hace un guiño a la ilusión. Pero busca de manera incansable su propio destino. No espera nada de brazos cruzados. Alimenta la esperanza en el día a día desde la intimidad del country de Arroyo Seco. Se reinventa fecha a fecha, mientras se corrige al andar. Transita por la senda de los aspirantes a jugar la Copa Sudamericana. Y hoy tratará de pegarle un bofetazo a Aldosivi, que no viene haciendo más que poner la mejilla desde las últimas cuatro presentaciones. Bajo este contexto, los auriazules se presentarán en el Gigante con tres cambios obligados en relación a los protagonistas que vienen de vencer a Gimnasia.

   No sale de memoria, pero suma. Sufre contratiempos, aunque se repone a tiempo. Central crece sobre la marcha. En medio de imponderables. No obstante, mantiene la esencia y sed de ambición. Lo hace con el sello made in Uruguay. Con autoridad. Y sabiendo que jornada a jornada está dejando atrás el pobre 2016.

   Para esta tarde, el equipo tendrá tres variantes. No por capricho de Montero. Sino por bajo rendimiento, suspensión y fuerza mayor como es en el caso de Colman (ver aparte). Pero mantendrá la base pese a que reubicará a Ferrari a la izquierda.

   El DT decidió que Rodríguez continúe en el arco. Que Víctor Salazar entre por Villagra. Que los zagueros centrales siga siendo Leguizamón y Pinola. Y que Ferrari sea el tres en lugar de Kity. A la vez que en medio meterá un cambio.

   Ante la repentina ausencia de Colman jugará Teo Gutiérrez. El colombiano entrará por el Colmandante, y no por Rivas como era la idea inicial. De hecho, el pibito seguirá en el equipo como también Camacho, Musto y Carrizo. Y arriba, Herrera ingresará por el suspendido Ruben. Central parece tener todo listo como para sentarse a la mesa del Gigante y comerse al Tiburón.

Realidades distintas

Nada que ver uno con otro. Sea por presente como historia. Central asumirá este partido entonado por la ola de victorias que acumula. Mientras que Aldosivi llega al Gigante golpeado. Sabiendo que si cede por quinta vez consecutiva podría perder también al entrenador, el ex jugador leproso Darío Franco. Sin dudas, no será un desafío más. Ni para los canallas, quienes tienen esperanzas de jugar la Sudamericana. Ni para el Tiburón, que no pesca nada.
   Las aguas están calmas en Arroyito. Los seis partidos sin morder el polvo lo reposicionó a la hora de mirar la tabla acumulativa. Los dirigidos por Montero sumaron dos empates y cuatro victorias tras haber perdido en el reinicio del torneo largo contra Godoy Cruz en el Gigante.
   Pero luego llegaron las buenas para los auriazules. Es que vencieron a Quilmes y a Tigre, por 1 a 0 en ambas ocasiones. En Junín salieron 2 a 2. Y racha positiva prosiguió con tres 2 a 1 a favor en serie. Ante Atlético Tucumán, Temperley y Gimnasia. Hoy irá por una alegría más contra Aldosivi, que viene a los tumbos.
   Los dirigidos por Darío Franco habían reiniciado la campaña a todas luces porque le ganaron a Rafaela (1 a 0), empatado sin goles con Atlético Tucumán, y vencido 2 a 1 a Arsenal. Luego se le hizo la noche. Porque acumula cuatro derrotas consecutivas: Temperley (1 a 0), Estudiantes (4 a 1), Gimnasia (1 a 0) y Newell's (3 a 0).
   Incluso, si pierde hoy en el Gigante Franco dejaría el cargo. Por eso es que el Tiburón tiene doble presión. Y goza de una realidad muy distinta al del canalla.

Comentarios