Ovación
Sábado 08 de Julio de 2017

Los beneficios tienen su costo

Parece que la reorganización del fútbol argentino, con elecciones como corresponde, viene bien avalada por la también novel conducción de la Fifa, encabezada por Gianni Infantino.

Parece que la reorganización del fútbol argentino, con elecciones como corresponde, viene bien avalada por la también novel conducción de la Fifa, encabezada por Gianni Infantino. Hace poco la gestión que encabeza Claudio Chiqui Tapia recibió un tremendo espaldarazo cuando en un fallo de los más atípicos le redujo la sanción de 4 fechas que le habían dado a Lionel Messi. Es más, ni siquiera le aplicó la que cumplió ante Bolivia en La Paz. Tamaño beneficio ahora puede venir por duplicado, si es que el Tribunal Arbitral Deportivo (TAS) revierte la sanción aplicada a la selección del Altiplano y le vuelve a dar el punto que ganó en la cancha ante Chile, sobre todo, y los tres que obtuvo ante Perú. Si eso pasara, el conjunto trasandino quedaría 5º con 2 puntos menos, 1 debajo de Argentina, que clasificaría.

Lo que no está en discusión es que Bolivia incluyó mal a Nelson Cabrera. Lo que se discute es el tiempo en que se hicieron los reclamos. Argentina confía en que este último argumento le dará la razón a los bolivianos y los beneficiará enormemente.

Ahora bien, el beneficio posible (o los, si se considera el caso Messi) también tiene su costo. Con Argentina en riesgo de clasificación al Mundial y hoy en zona de repechaje a 4 fechas del final, teniendo además que visitar Montevideo y la altura de Quito ante dos rivales que pelean por lo mismo, si consigue su objetivo mundial de esta forma quedará marcado como que ganó su derecho en los escritorios, una marca difícil de sacar y que tampoco, justo es decirlo también, el fútbol argentino merecería por su historia.

Comentarios