Ovación
Martes 07 de Marzo de 2017

"Los atrasos en los pagos son de siempre"

Jorge Torres, ex Newell's, dejó el fútbol profesional cansado "por las cosas que pasan" y ahora jugará en El Porvenir de San Jerónimo. "Es normal para un jugador estar 2 meses sin cobrar", dijo.

"Nunca estás al día, cobrás cada 45 días o más y ese sueldo tenés que estirarlo durante ese tiempo. Siempre fue así, no es de ahora", razonó Jorge Nicasio Coqui Torres, aquel zurdo volante que dio sus primeros pasos en Newell's y hoy, cansado de todo lo que sucede en el fútbol profesional, eligió emigrar al campo. Más precisamente en El Porvenir de San Jerónimo, que el fin de semana comenzará a competir en la Liga Cañadense. En un momento donde la crisis y la vergüenza inunda al mundo futbolístico, con dirigentes que son el hazmerreír de todos, muchos jugadores se las deben ingeniar para sortear el obstáculo económico. En realidad como siempre lo hicieron porque este problema no es que surgió en este tiempo, a tal punto que "es normal para un futbolista estar dos meses abajo".

   "Daniel Vega (delantero de Talleres de Remedio de Escalada) dijo hace algunos días que nunca el fútbol estuvo al día con los salarios; es normal para el jugador estar más de dos meses abajo, sin cobrar", recordó el Coqui, cuyo último paso como profesional lo dio el año pasado en Central Córdoba y donde emigró porque "los dirigentes no me querían y como estaba medio en la nada, con distintas situaciones, decidí renunciar; sin andar dando vueltas".

   Ni uno ni dos meses, muchas veces los jugadores llegan a estar tres o más sin percibir su salario y eso "es una locura. Hay equipos que te dan la casa, la paga la institución o te reconoce una parte. Y cuando no te pagan lo tenés que hacer vos con plata de tu bolsillo. Así se va generando otra deuda que lleva a complicar aún más la situación". En todo esto hay que hacer una salvedad, porque muchas veces los planteles eligen aguardar y no recurren al gremio para exigir los pagos como sucedió en muchas oportunidades. Y eso es un grave error.

   "En mi caso vivo bien, aunque no soy millonario y hay que salir a trabajar. Cuando no tenés la posibilidad de hacer la diferencia se complica. La gente piensa que los jugadores están salvados. Hasta los de primera división si no les pagan no la pasan bien", abundó el zurdo volante en diálogo con Ovación mientras se preparaba para iniciar la práctica en El Porvenir.

   "No sólo los del ascenso son los que están mal. Por ejemplo, en esas categorías se tiene un ritmo de vida y en la primera hay otro, que gasta de acuerdo a lo que gana. Hay personas que dicen que los jugadores con un mes de sueldo pueden vivir tres sin problemas. No es así, porque tienen gastos diferentes. Mantienen un auto importante y pagan expensas de un departamento valioso o de un country, entre otras tantas cosas. Insisto, es otra manera de vivir y tienen el derecho de cobrar como cualquier trabajador. Y como corresponde", agregó el volante que pasó por varios clubes, muchos de ellos del ascenso.

   ¿Por qué ir a jugar a la liga? "Estaba cansado del fútbol profesional. De las cosas que pasan y de las que hay que aguantarse. A esta altura una diferencia económica no voy a hacer. Busqué la tranquilidad, que no me rompan tanto los h... Uno trata de disfrutar, más allá de que no se hace del todo porque siempre te metés de lleno y querés lograr cosas importantes", confesó.

   Torres insistió en que el fútbol lo cansó, no el juego en sí mismo si no "las cosas que pasan y cómo se maneja todo. No puedo decirlas, pero agotan. Todo lo que se te pueda ocurrir, pasa. Todo lo que rodea al fútbol, que tiene sus cosas feas y que la gente a lo mejor no las sabe, te agota. Sobre todo en el ascenso".

   Entonces, dentro de todo este contexto, ¿dónde la pasaste bien? No duda y enseguida aparece la respuesta: "En Unión. En esa entidad me sentí y donde anduve bien".

   Pasaron casi tres meses y la pelota aún no comenzó a rodar. El paro de los futbolistas decidido la semana pasada entre Agremiados y jugadores frenó el inicio previsto para el fin de semana. "Se podría haber hecho un poco más de fuerza antes de que empiece el torneo. Los que manejan eso quizás piensan que es mejor presionar la última semana porque se tiene más fuerza. Igualmente, no sé bien cómo es el tema por dentro. Uno dice que hay plata, el otro que no la presentaron. No sabés a quién creerle".

"En Ñuls no aproveché las chances"

—¿Cambiarías algo si tuvieras la posibilidad de retroceder la película de tu vida futbolística, sobre todo cuando estuviste en Newell's?

   —Y, sí. Cuando me daban consejos uno pensaba que se las sabía todas, como le pasa a todo pibe. Me arrepiento de no haberme perfeccionado para manejar mejor el perfil derecho. Soy muy zurdo. Utilizando los dos perfiles cambiaría la forma de jugar. Después, hay que tener suerte y aprovechar las chances. En Ñuls quizás me faltó un poco. Tuve oportunidades y no las aproveché, pero no hay que echarle la culpa a los demás.

   El Coqui cambia el tono de la voz al hablar del rojinegro. Se muestra entusiasmado y contó que "a Newell's lo sigo, voy a la cancha. Estoy feliz con el andar del equipo. Al principio no jugaba bien, pero después del clásico mejoró y hoy está segundo. Hay que sacar resultados, porque después nadie se acuerda si jugaste bien o mal".


Comentarios