Rosario Central
Domingo 03 de Septiembre de 2017

Lógico: pone toda la carne al asador

Montero no se relaja para llegar a octavos y, amén del rival, juega con lo mejor. Juegan a las 15.15, con televisación de TyC Sports.

Tiene razón Paolo Montero en no subestimar a nadie. En el inicio de esta Copa Argentina fue Cañuelas el rival canalla, de la Primera C, y aunque fue un triunfo sin despeinarse el resultado fue exiguo: 1-0. Y ahora será Deportivo Riestra, un club que en apenas tres años llegó de la Primera D a la B Nacional, categoría en la que aún no debutó. Que detrás aparece como muy bancado económicamente desde afuera y que seguramente buscará seguir haciendo su historia. Por eso es cierto lo que piensa el uruguayo, que Central tiene más por perder, pero también que tiene con qué superar el escollo e instalarse una vez más en los octavos de final, instancia en la que esperaría Boca nada menos si es que supera a Guillermo Brown de Puerto Madryn. Para eso hay tiempo. Ningún partido se gana antes de jugarlo ni los antecedentes lo son todo. En todo caso, el conjunto auriazul tiene mejores argumentos que esos para salir victorioso y tienen que ver con lo futbolístico. Si los plasma en el césped de La Paternal lo demás vendrá por añadidura.

Montero fue de menor a mayor cuando empezó su ciclo con el torneo anterior empezado y aunque se quedó sin final, fue consistente como para creer que había sentado buenas bases. Es cierto que, ahora sí, el cordón umbilical con la etapa pletórica de expectativas de Coudet se cortó. Que el uruguayo armó un Central distinto, menos vertical pero con muy buena riqueza técnica y de cuidado para cualquiera. Que a pesar de contar con Marco Ruben y ahora con Fernando Zampedri, se apoya también en los gritos de un rendidor Washington Camacho, uno de los que atravesó las etapas y se colgó el cartelito de goleador. Y en Federico Carrizo, que volvió a Arroyito mucho más importante del que se fue.

Del resto de los once, Montero eligió todo lo mejor. A diferencia de Cañuelas, pone toda la carne al asador y hace bien, pero más que porque "acá tenés que apuntarle a la cabeza, a la concentración" por la diferencia de jerarquía que se supone entre uno y otro, habrá que darle más relevancia a la otra frase del entrenador: "Otra cosa que es muy importante es que el fútbol es muy parejo en este país. No será un partido fácil". Esa declaración tiene que ver con que Riestra viene de eliminar a un equipo de primera en los 32º de final, por penales ante Tigre luego de igualar 2-2. Lo mejor desde el lado de Central es tomar la contienda como entre iguales, aunque no lo sea, y buscar marcar la diferencia futbolística. Que tiene con qué.

Central desandará hoy los 90 minutos hacia los 8º de final de una Copa que en Arroyito le dan máxima prioridad, como debe ser además por la altura que tomó. Boca, posiblemente, o hasta Newell's en otra instancia, deben esperar. Nada más importante hoy que vencer a Riestra.

Comentarios