Ovación
Viernes 10 de Marzo de 2017

Lo mejor del beach volley del continente se mide desde hoy en La Florida

Ocho seleccionados (dos ramas) juegan la 3ª etapa sudamericana. Capogrosso y Klug, los de acá.

Arena. Quizás sol. Y vóley. Mucho vóley. Al lado del Paraná, como corresponde. Como para darle un marco bárbaro. De eso se tratará especialmente el fin de semana en La Florida, cuando en la parte norte del balneario se dispute la 3ª etapa del Circuito Sudamericano de Beach Volley, en formato de Grand Slam, nada menos, y que tendrá condimentos extras. Primero, porque Argentina lo asumirá con sus duplas Nº 1 en ambas ramas. Y segundo, porque en cada una de esas duplas habrá dos jugadores más locales que nadie. Por un lado Nicolás Capogrosso, flamante campeón en la etapa dos en Perú, jugará con el entrerriano Julián Azaad. Y por el otro, la santafesina Georgina Klug, quien vivió además varios años en Rosario, lo hará con otra entrerriana Ana Gallay. Para Capogrosso y Azaad esta será la primera vez jugando en la ciudad con los colores de la selección. Para Gallay-Klug, la dupla con la que tantos lloraron de emoción al ver su consagración en los Juegos Panamericanos de Toronto, será ésta la única participación a nivel sudamericano, ya que se encuentran mayormente abocadas al Circuito Europeo. Sumado a los atractivos de ver a otros siete seleccionados (Brasil, incluido) en Rosario, la cita que comienza hoy resulta realmente "de luxe".

The Weather Channel, uno de los sitios más consultados para saber el prónostico extendido, le tiró un poco de mala onda al Sudamericano. Pero igual parece que el cielo va a esperar con las amenazas de lluvia (básicamente es necesario que no haya tormenta eléctrica) y la actividad se realizará sin mayores problemas. Los chicos de la selección esperan que la gente se sume a la propuesta, para que la disfruten pero también para hacerle sentir a los rivales ese famoso "rigor de ser locales".

Capogrosso, el de Rosario

"Recién en estos días me puse a pensar en lo que me genera jugar en casa, en lo que puedo llegar a sentir. Estoy ansioso por ver ahí a mis amigos, familia y gente que trabaja por nosotros. No sé bien qué sentimiento tengo. Lo que sí sé es que quiero disfrutarlo. No pienso tanto en el resultado sino en jugar cada vez mejor y estar tranquilo", arranca Capogrosso, el más local de todos. "Es la primera vez que me toca con la remera de Argentina acá, por eso es especial".

Allí, en la misma arena en la que entrena desde hace tanto tiempo y en la que hace unos meses se emplazó el Centro Nacional de Alto Rendimiento de los seleccionados argentinos de beach volley, Nico hará dupla con Azaad, con quien recientemente ganó la etapa dos en Ancón, Perú.

En su segundo Sudamericano juntos ya rindieron frutos. Juegan en pareja desde hace apenas cuatro meses, ya que antes, si bien estaban los dos en la selección, formaban duplas distintas. Esa, la primera consagración a este nivel y que incluyó triunfo en semifinales nada menos que ante Brasil y en la definición ante Chile, los depositó en Rosario con el ánimo al tope de las emociones.

"Estamos bárbaro. Si bien no hay que relajarse, llegamos de la mejor manera. Físicamente estamos bastante desgastados, no siento que estemos al 100 por ciento pero tendremos que ir regulando eso para llegar bien a los partidos definitorios", se sinceró el hombre de la camiseta Nº 1 de Argentina.

Y además, no despega los pies del suelo: "Hay que seguir siendo responsables y estar atentos a las cosas que se hicieron bien, no relajarse. Cuando uno sube la vara a veces se relaja, piensa «ahora le puedo ganar a estos equipos» y te terminás dando la cabeza contra la pared. Hay que seguir laburando con la misma humildad. Brasil y Chile siguen siendo los candidatos a nivel Sudamericano, por más que les hayamos ganado hace unos días en Perú".

Sobre la posibilidad de jugar en su Rosario natal, Nicolás Capogrosso dice: "Genera orgullo, felicidad, por toda la gente que hay acá con el beach, y me incluyo. Me parece que el lugar está preparado y nos pone muy contento a todos. Espero que salga todo bien y ojalá que tengamos un lindo resultado, que genere que el público se enganche. Y a nosotros nos incentivaría mucho que nos vengan a ver, para hacerles sentir a los demás que somos locales".

Ella, de Santa Fe

La santafesina Georgina Klug dice que jugar acá, cerca de su gente, "con este marco y en un lugar tan lindo como Rosario", le dará la posibilidad de disfrutar de manera especial del único torneo que la verá en acción en Sudamérica. Es que Klug, ex capitana de la selección argentina indoor, y su compañera de Nogoyá, Ana Gallay, están mayormente abocadas al Circuito Europeo. Las campeonas panamericanas y flamantes olímpicas en Río de Janeiro 2016 afrontarán en La Florida su segunda competencia del año, con vistas a, justamente, ese Circuito Europeo y al Mundial de Austria.

"Llegamos muy bien, venimos haciendo pretemporada desde noviembre, muy enfocadas en los objetivos de este año. Un Sudamericano en Argentina, en Rosario, es súper importante, además es un Grand Slam. Van a estar los ocho mejores de Sudamérica, así que es un orgullo. Estamos cerca de nuestras casas, tenemos mucha expectativa de contar con el apoyo de la familia y amigos. Además de jugar un gran torneo queremos compartir un lindo momento", adelanta quien viste el top Nº 2 de la pareja que hizo historia consiguiendo la medalla dorada en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015.

Klug es santafesina pero tiene un vínculo especial con Rosario porque es la ciudad en la que vivió para cursar sus estudios de kinesiología. Durante su estadía vistió los colores del Club Atlético Fisherton, por lo que guarda un gran recuerdo de esta geografía.

Sobre aquella conquista en la arena de las playas canadienses, cuenta: "Nos cambió en muchos aspectos, lo más importante fue el apoyo que recibimos rumbo a los Juegos Olímpicos del año pasado. Clasificamos por el Circuito Mundial gracias a que nos apoyó el Enard, la Secretaría de Deportes de la Nación y la Federación Argentina de Vóley. Y creo que también le dio un crecimiento general el beach volley. Si bien pudimos capturar al mundo en ese momento, hay que seguir creciendo. Nos cambió a todos, por la competencia que tenemos. Y se sigue notando cuando la gente apoya al beach volley". Que Rosario haya sido designada sede de este Sudamericano, para Klug, tiene que ver con aquello y con lo mucho que se está haciendo en la ciudad, con la selección con su centro de entrenamiento en La Florida.

Aunque remarcó: "Lo que nos pasó es una linda oportunidad para que el beach crezca más. Aún está en pañales, hay mucho por hacer, si bien se sigue trabajando". Y cerró respecto al objetivo de la dupla que integra este fin de semana: "La idea es lograr el mejor resultado posible, para eso venimos entrenando y creo que lo más lindo será compartirlo con gente que nos acompaña siempre, queremos que lo disfruten como nosotras".

De formas y clasificación

La tercera fecha del Circuito Sudamericano, que tendrá como protagonistas excluyentes a las duplas argentinas Gallay-Klug y Capogrosso-Azaad, será la primera que se juegue bajo el formato Grand Slam, entre hoy y el domingo en Rosario.

   ¿Qué significa el formato Grand Slam? Que en lugar de participar 16 parejas por rama, lo hacen 8. Y además, el certamen otorga más puntaje a los participantes para el ránking.

   Gallay y Klug integrarán el grupo A del torneo y debutarán a las 11.30 contra las venezolanas Norisbeth Agudo y Gabriela Brito. A las 15.10 jugarán el segundo turno contra las colombianas Andrea y Claudia Galindo. La entrerriana y la santafesina completarán la fase de grupos mañana a las 11.30 contra las chilenas Mariafrancisca Rivas y Pilar Mardones.

   Capogrosso y Azaad, últimos campeones del circuito (el fin de semana en Perú), debutarán a las 10.40 contra los venezolanos Charly y Golindano. A las 16, el rosarino y el marplatense enfrentarán a los paraguayos Gregorio Goyo Godoy y Roger Batilana. En tanto, en el último partido del grupo A, los locales se medirán el sábado ante los uruguayos Mauricio Vieyto y Marco Cairús.

   Los primeros de cada grupo (dos por rama) se clasificarán directamente a las semifinales y los segundos y terceros se cruzarán en una llave de cuartos de final.

   El torneo contará con transmisión televisiva de DirecTV para toda América y de la señal Deportv para Argentina.

Por sistema streaming la tercera etapa del Circuito llegará a través de la página oficial de la Confederación Sudamericana de Vóleibol (www.voleysur.org), mañana y el domingo.


Comentarios