Ovación
Miércoles 05 de Abril de 2017

Llega la tecnología a la Libertadores: entran a la cancha los Árbitros Asistentes de Video

Con el uso del VAR, el árbitro podrá pedir que el juego se detenga para pedir informes a los asistentes de vídeo.

La Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) confirmó hoy, a través de su presidente, el paraguayo Alejandro Domínguez, que la Federación Internacional de Fútbol Asociado (Fifa) aprobó el uso de la tecnología en el arbitraje en cuartos de final de la Copa Libertadores.
No se trata de un recurso menor o una tímida implementación de la resistida tecnología en el fútbol, sino que se viene con todo: lo que se aprobó es el uso de Árbitros Asistentes de Video (VAR, por sus siglas en inglés), que implicará un trabajo conjunto de los árbitros con asistentes técnicos que estarán a cargo de supervisar situaciones conflictivas durante los partidos mediante videos y conectados con auriculares, pantallas y tablets.
El uso del VAR permite que el árbitro realice una seña con sus manos simulando una pantalla de televisión —como en el rugby— para que el juego se detenga y pida informes a los asistentes de vídeo que están mirando el partido en distintas pantallas, o que los asistentes de vídeo recomienden al árbitro que se revise una decisión o acción.
Los asistentes de video reproducen las imágenes e informan al árbitro, mediante auriculares, lo que están viendo en la pantalla.
Si el árbitro decide ver el video, uno de los asistentes se acerca con una tablet para que vea la jugada antes de tomar una decisión, aunque también puede generar que cambie su fallo en base a la información en imágenes.
Según anunció la Fifa, el videoarbitraje sólo se puede utilizar en caso de dudas ante goles, penales, tarjetas rojas o confusión en la identidad de los jugadores.
En el caso de los goles, la video asistencia tiene el objetivo de ayudar al árbitro a determinar si se produjo alguna infracción que impida conceder el gol, y lo mismo para garantizar que no sea erróneo el cobro de un penal.
La asistencia tecnológica además se utiliza para revisar la decisión de sacar una tarjeta roja, y también para clarificar en caso de que un árbitro no amoneste o expulse al jugador que debe, o si no está claro qué futbolista cometió una infracción.
El proceso implica que las pantallas que muestran en vivo la señal de las distintas cámaras disponibles en el estadio transmitan en tiempo real hacia los servidores centrales de la compañía responsable del sistema, donde los usuarios visualizan el contenido gracias a un software específico.
Hay varios proveedores de este tipo de servicios, como Smart Replay, que se utiliza en el Centro de Entrenamiento de VAR de la Fifa, que tiene su contenido disponible en la nube o en una memoria portátil para su posterior revisión o edición.
El software permite el almacenamiento de archivos, la creación de videos cortos y su inmediata exportación en formato MP4, AVI o MOV, y ofrece la posibilidad de visualizar las jugadas con acercamientos y la técnica slowmotion.
Otros sistemas que utiliza Fifa son Video Referee, que tiene cuatro versiones y que entre otras características trabaja en conjunto con los sistemas de captación de resultados, tiempos y estadísticas y graba automáticamente un DVD al término de cada partido.
Otro es Colosseo, que ofrece una interfaz personalizada para cada uno de los árbitros asistidos por video. Se trata de un sistema de medición virtual en tercera dimensión de la posición de los jugadores y la pelota, que contiene Referee Whistle Recognition System (RWRS) que analiza la frecuencia del sonido del árbitro para detener la señal y efectuar un análisis inmediato de las acciones sancionadas.
Y se añade Tracab, un sistema de cámaras que captura la posición de los elementos involucrados en una cancha de futbol para generar estadísticas acompañadas por análisis de video y gráficos.
El VAR se utilizó por primera vez durante el Mundial de Clubes de la Fifa, que se jugó en Japón el año pasado.

Comentarios