Ovación
Viernes 28 de Abril de 2017

Líder de los dos lados del mostrador

Alejandro Bucci volvió al TN en 2016 con su equipo de Villa Gobernador Gálvez y hoy es el puntero de la Clase 2 del TN.

De 2004 a 2009, Alejandro Bucci se metió de lleno en el Turismo Nacional, primero en la Clase 2 con un triunfo en su segunda carrera en Mar del Plata y luego en la 3, donde tuvo buena repercusión y llegó a pelear ambos campeonatos. Después llegó un largo impasse en el que volvió al automovilismo de tierra adentro, alternando dentro del Car Show en el TS 1800 donde fue campeón y el año pasado decidió regresar con todo al mapa nacional. Costó pero tuvo alentadores parciales y ganando series como para empezar de cero el 2017 con muy buenas expectativas. Tantas, que cumplidas tres fechas está arriba de todos en la clase menor de 1.600 centímetros cúbicos, luego de una victoria bajo el agua en La Plata, el 5º puesto en Toay y el 2º en la última de Posadas. Con 37 años, y haciendo las veces de piloto y cabeza de su equipo, planea dejar de conducir a fin de año y retirarse, por qué no, con un título bajo el brazo.

"El sacrificio es enorme", confiesa el piloto de la vecina localidad de Villa Gobernador Gálvez. "Somos tres personas las que llevamos adelante el equipo y se hace difícil además correr. Pero vivimos para el automovilismo, nos apasiona y es muy gratificante ahora ser el puntero del campeonato", le refirió a Ovación.

"La verdad es que estoy tranquilo", señala sobre su posición en la Clase 2 y en eso la experiencia tiene mucho que ver seguramente, no sólo por lo hecho en sus primeros seis años en el TN sino porque en 2016, pese a no arrancar en la primera carrera, terminó 6º en el campeonato. "Lo nuestro es trabajar mucho, con humildad y meter mano en todo", desde armar el Fiesta Kinetic número 6 que tan bien anduvo "hasta conseguir los sponsors y manejar el colectivo hacia los autódromos, donde nos vamos turnando".

Los Bucci atienden el auto puntero pero también el del entrerriano Gabriel Scordia y los cuatro autos del TS 1800 del Car Show, entre ellos el de su hermano Luciano. Y no es poca cosa. El domingo a última hora volvió de Alta Gracia donde compitió en el zonal y hoy estará rumbo a Termas de Río Hondo, de donde regresará a su taller el lunes. El esfuerzo es enorme y por eso "mi idea es retirarme como piloto a fin de año, si es con un título mucho mejor". Por eso ahora, "la meta es seguir sumando en cada carrera para llegar a la última con posibilidad de coronarme". Hasta ahora viene bárbaro.

¿Y cuáles son las expectativas en el autódromo internacional "donde no nos fue bien el año pasado?". "Es un circuito con mucho frenaje y aceleración que tal vez al Kinetic no le conviene tanto. Pero de Posadas pensábamos lo mismo e hicimos la pole y terminamos segundos, así que soy optimista". Eso sí, cargará 40 kilos de lastre que "incide mucho a la hora de frenar y acelerar. Por eso esperamos hacer una buena clasificación para no tener que enredarnos luego en la serie en medio del pelotón, que son más ásperos".

Bucci hace todo el auto, excepto el motor, encargado a Rubén y Ariel Guerini, motoristas de Marcos Juárez, en el caso de los de Turismo Nacional y al rosarino Fabián Ballini para los del zonal. Un trabajo a full, a destajo, que encaró con máximo profesionalismo y con resultados a la vista. De acá nomás, hace ruido en grande en el automovilismo nacional.


Y su hermano Luciano está arriba también

Alejandro Bucci tiene su equipo en la C2 del TN (atiende además a Gabriel Scordia) y en el TS 1800 del Car Show con 4 máquinas, donde su hermano Luciano también lidera. Fue 4º en el Cabalén y mantuvo a raya al rafaelino Juan I. Canela.

Comentarios