Ovación
Sábado 05 de Agosto de 2017

Lesiones que deja el alto rendimiento, sólo en el recuerdo

Ex deportistas de alto rendimiento compartieron anécdotas de daños y recuperaciones.

Lesiones de rodilla, de tobillo, fracturas de tabique y estallido de una falange de mano. Esos fueron algunos de los daños sufridos por los integrantes de la mesa del Curso para Médico de Equipo, que continúa hasta hoy en el sanatorio Mapaci, organizado por la Asociación de Traumatología del Deporte. Quienes compartieron sus desventuras deportivas son todos ex deportistas de alto rendimiento.

Allí estuvieron el traumatólogo Daniel Martínez (ex jugador de Estudiantes y actual médico de la selección argentina); el deportólogo Alejandro Lanari (ex arquero de Rosario Central); la rosarina Ayelén Stepnik (ex Leona y actual coordinadora del programa Jugamos al Hockey de la provincia) y Martín Mackey y Leandro Lobrauco (ambos ex rugbiers: el primero es coordinador de Newell's y el segundo, ex Puma, de la ONG's Botines Solidarios). Coordinó el periodista Roberto Caferra.

Todos reconocieron que en sus épocas entrenaban como profesionales pero repartían muchas horas de práctica con otras tantas de estudio. Y que los cuidados médicos no eran tan rigurosos. Todos se han infiltrado, todos han vuelto a jugar demasiado pronto tras una lesión y algunos atravesaron cirugías que les dejaron huellas.

En una charla descontracturada con gran parte de los asistentes del curso (unas 150 personas entre médicos, kinesiólogos y estudiantes) se debatió sobre la prevención y prudencia del alta médica en pos de una recuperación que trascienda un cotejo deportivo.

Lobrauco reconoció que un jugador de primera de rugby no podría jugar hoy con los arduos entrenamientos y el poco descanso al que él estaba acostumbrado cuando jugaba para Los Pumas. Stepnik contó cómo a los 17 años se aguantó el dolor tras un golpe en una falange y se cubrió el dedo con un capuchón de acrílico odontológico para poder ser parte de un Mundial junior. Mackey resaltó que trabaja con los jugadores juveniles de Newell's sobre el cuidado en nutrición, hidratación y descanso a fin de que lleguen a primera con buenos hábitos y buena salud.

Lanari habló del trabajo con los deportistas desde niños. Cuando se le preguntó, a él que fue arquero, qué pensaba de la tradicional costumbre de mandar a los nenes con sobrepeso al arco dijo que "uno de cada tres chicos es obeso", entre otras cosas por mucha tele y computadora y poco juego. Y remarcó: "Hoy los chicos de 12 años entrenan como profesionales y no estudian, algo que todos nosotros hemos logrado en otra época", dijo al referirse a sus pares en la mesa.

Martínez opinó sobre dóping y dijo que el jugador es responsable por lo que entra en su boca, venas y piel. Pero coincidió con el resto de los disertantes en que el médico debe cuidar la vida útil del jugador más allá de los partidos, para que puedan llegar a los 40 años y caminar sin dificultad.

El médico que le atajó un penal a Maradona

Durante la mesa se recordó la "hazaña" futbolística del ex arquero de Central y médico Alejandro Lanari, quien le atajó un penal nada menos que a Diego Maradona el 19 de agosto de 1987, en un amistoso contra Napoli en Italia y ante 45.500 personas. Los canallas dirigidos por Angel Tulio Zof habían salido campeones de la temporada 86/87 y se organizó un partido con los campeones de Argentina e Italia. "La atajada fue sobre el final del partido, me dio la impresión de que iba a patear a la derecha y me la jugué. Fue uno de los grandes gustos de mi carrera, pero siempre digo que los más importantes fueron los colectivos. Salir campeón con todo mi equipo superó esa atajada, un logro individual", dijo ayer cuando Ovación le pidió que recuerde el momento. Lanari, hoy de 57 años y con una prótesis de rodilla, confesó que "muchos médicos me cuidaron en mi carrera y muchos no".

Comentarios